Kiosco

La Opinión de Murcia

Tribunales

El capitán Galindo contraataca y demanda ahora a Zaida Cantera

Tras ser absuelto ante la acusación de acoso laboral a Teresa Franco, denuncia a la exmilitar madrileña por atentar contra su derecho al honor

El capitán Fernández Galindo. | L.O

A la diputada madrileña Zaida Cantera de Castro le puede salir cara su defensa a ultranza de la también exmilitar Teresa Franco después de que la murciana denunciara a un superior por haberla acosado laboralmente.

El capitán Fernández Galindo, que la semana pasada conocía el auto del Tribunal Militar Territorial Primero de Madrid por el que era absuelto «con todos los pronunciamientos favorables», ha demandado a Cantera por considerar que ha atentado contra su derecho al honor tanto en redes sociales como en la prensa y en el Congreso de los Diputados, dentro de la Comisión de Defensa que ella misma preside.

En la denuncia, el capitán Galindo expone la supuesta «animadversión personal» de Cantera hacia él por la «amistad» que la diputada tiene con Teresa Franco, ya que esta ocupaba un cargo en la directiva de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) cuando Cantera denunció que sufrió abusos sexuales en el Ejército.

Zaida Cantera, en el Congreso. | E.P.

En la denuncia se recogen publicaciones en redes sociales de Cantera en la que se tacha al capitán Fernández Galindo de «perturbado», además de «mal oficial y otra serie de opiniones desfavorables» por denegar un permiso a Franco cuando ni siquiera él era el responsable de esa decisión.

El denunciante asegura ser víctima de un «proceso de destrucción de la imagen profesional y personal» que culminó en el año 2018 con una campaña «tanto en redes sociales como a nivel político», ya que fue entonces cuando Zaida Cantera intervino en la Comisión de Defensa del Congreso para dar la cara por la entonces cabo Franco. Galindo considera que el «privilegio de inmunidad no debe amparar conductas tan deplorables como ésta», refiriéndose a «la intención de lesionar su prestigio personal y profesional y su honorabilidad». Además, subraya que «si no hubiera sido por su influencia y sus actuaciones públicas, un asunto estrictamente interno de personal de las Fuerzas Armadas nunca hubiera llegado al Congreso en esa forma, ya que ni si quiera se había resuelto el mismo en sede administrativa».

Galindo aprovecha la denuncia para explicar que el expediente para determinar la pérdida de capacidad profesional de Teresa Franco fue abierto por el Ejército del Aire a solicitud del Coronel Jefe de Unidad de destino (no por él) por «cuestiones puramente objetivas», como son notas desfavorables en los informes anuales durante varios años consecutivos, falta de cumplimentación de la obligatoria instrucción y adiestramiento militar de la cabo para ejercer sus funciones de policía militar y sanciones administrativas confirmadas por el Tribunal Supremo. «En ningún caso, tal como se afirmó de manera torticera por el entorno asociativo de la cabo Franco y en especial por la diputada Zaida Cantera, como castigo por defender a las mujeres o luchar contra el acoso en las Fuerzas Armadas».

Más tarde, poco después de que Margarita Robles fuera nombrada ministra de Defensa, este expediente fue cerrado.

Asegura que el caso terminó por afectar al desarrollo de su carrera militar, acabando en un destino burocrático

decoration

El Capitán Galindo denuncia que «el hecho de aparecer señalado» en medios de comunicación «devino en un injusto e insufrible demérito profesional, al producirse circunstancias que afectaron de forma directa al desarrollo de su carrera militar».

Según se refleja en la denuncia, el demandante tuvo que cambiar de destino a otro eminentemente burocrático y alejado de la que ha sido su actividad principal durante sus 25 años de servicio. En este sentido, asegura haber tenido que «asistir impotente a cómo su ascenso se veía postergado injustamente ‘sine die’, con el evidente perjuicio económico que esto conlleva».

Pese a que afirma que ya no ve la institución de la misma forma, asegura que sigue ejerciendo su profesión «de manera ejemplar en los nuevos cometidos».

Compartir el artículo

stats