Kiosco

La Opinión de Murcia

Política

La crisis en el CNI enfrenta a Lopez Miras con la cúpula del PSRM-PSOE

Populares y socialistas se ‘enzarzan’ en Twitter tras la destitución de la directora de Inteligencia, que el presidente regional criticó duramente, un comentario al que Vélez y Lucas no dudaron en responder

El presidente regional, Fernando López Miras, y el secretario general del PSRM-PSOE, José Vélez. L.O.

La destitución de la ya exdirectora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, por la crisis de espionaje con las escuchas de Pegasus no pasó desapercibida ayer en la Región de Murcia.

Populares y socialistas murcianos se ‘enzarzaron’ en redes sociales a cuenta de la situación que ha salpicado al Ejecutivo central de Pedro Sánchez y la ‘guerra’ interna que se ha desatado en el seno del gobierno de coalición PSOE-Podemos.

El Gobierno destituye a Paz Esteban como directora del CNI

El Gobierno destituye a Paz Esteban como directora del CNI ZML

«No van a dejar ni una institución sin degradar». Fue la frase que publicó el presidente regional, Fernando López Miras, en Twitter en referencia a cómo ha resuelto la papeleta Pedro Sánchez y que abrió la caja de truenos dentro de la política murciana.

No tardó en responderle también a través de la misma red social el actual secretario del PSOE en la Región y delegado del Gobierno, José Vélez. Su mensaje fue todavía más contundente: «Si tuvieras un poco de decencia te habrías ahorrado el tuit. Has hundido la Región en la degradación. Pasarás a la historia por secuestrar nuestras instituciones con tránsfugas y por usarlas en tu beneficio. Hasta algunos de tus compañeros han expresado su vergüenza».

Más allá fue el diputado y portavoz socialista en la Asamblea Regional, Francisco Lucas, quien aseguró que Miras «es la persona que más está degradando las instituciones en nuestro país. Se avergüenzan de él hasta en su propio partido. Que le pregunten a su compañera de Archena», añadió Lucas, acompañando el texto con una captura de una entrevista a la alcaldesa de Archena, la popular Patricia Fernández, en la que expresaba que no le gustaba la composición actual del Gobierno regional y que la gestión de Miras estaba «muy cuestionada públicamente por la sociedad murciana».

Por su parte, la diputada popular Miriam Guardiola, en apoyo a la publicación del presidente regional, aseguró que «con noticias así no es de extrañar que España haya retrocedido en calidad democrática. El respeto a las instituciones es una exigencia insoslayable en cualquier democracia, pero Sánchez no las respeta. Todo por aguantar unos meses más en La Moncloa. La última víctima: el CNI».

También la portavoz popular en el Ayuntamiento de Murcia, Rebeca Pérez, salió en defensa del jefe del Ejecutivo murciano y atizó a Vélez: «Frente al compromiso de López Miras con la Región por encima de colores políticos, usted solo puede ofrecer el sectarismo típico y rancio de la izquierda socialista. La falta de respeto le define».

Entre otras voces que se sumaron a la ‘trifulca’ estaba la de la vicesecretaria general y portavoz del PSRM-PSOE, Carmina Fernández, que señaló que «quien llena el Parlamento de tránsfugas, quien consiente el mercadeo y la degradación incluso en el propio Gobierno, el responsable del ‘vacunagate’ o del desastre del Mar Menor, debe pensar dos veces antes de hablar».

La oposición acusa a la Comunidad de «secuestrar» la Asamblea Regional

El Partido Socialista y Podemos acusaron ayer al Ejecutivo murciano de «secuestrar» la Asamblea Regional, tras la negativa del PP, secundada por sus socios de Gobierno, a que la Junta de Portavoces ordenara la comparecencia del presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, para hablar del plan anticrisis por la guerra en Ucrania.

La oposición, que había pedido la citada comparecencia dos veces en los últimos 15 días, reiteró sus afirmaciones sobre la «fobia» de López Miras a comparecer ante el Pleno de la Cámara, limitándose a acudir a las sesiones vespertinas para responder a las preguntas de los grupos «a lo que está obligado reglamentariamente», aclaró el portavoz socialista, Alfonso Martínez Baños.

Ambas formaciones querían que el presidente compareciera el miércoles, 18 de mayo, en la sesión plenaria matutina, para explicar las medidas puestas en marcha por el Gobierno regional para paliar la crisis económica derivada de la guerra en Ucrania, pero PP, Cs y Vox lo rechazaron. 

En su lugar ordenaron la comparecencia del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, para hablar sobre la oxigenación del Mar Menor con el objetivo de intentar evitar un nuevo episodio de anoxia.

Por su parte, el portavoz del PP en la Asamblea, Joaquín Segado, calificó de «burda mentira» las acusaciones de la oposición y subrayó que López Miras «es un presidente que nunca ha renunciado a las comparecencias».


Compartir el artículo

stats