La Consejería de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía destinará 346.000 euros para que empresas de inserción puedan solicitar subvenciones para contratar y mantener en sus puestos de trabajo a personas vulnerables, personas en riesgo o situación de exclusión social y para contratar a personal técnico y de acompañamiento. Así lo anunció la consejera Valle Miguélez, en su visita a la librería circular Libros Traperos.

Al respecto, la consejera destacó que «continuamos trabajando en este tipo de iniciativas con el fin de que las empresas de inserción puedan contratar, hasta tres años, a personas en situación o riesgo de exclusión para su integración en el mercado laboral». Estas empresas facilitan el acceso a un puesto de trabajo a desempleados que pertenecen a colectivos como los perceptores de rentas mínimas, jóvenes procedentes de instituciones de protección de menores, personas con problemas de drogodependencia en rehabilitación o internos de centros penitenciarios. En la Región dan empleo a medio centenar de personas.

Miguélez indicó que «el trabajo de las empresas de inserción se hace posible a través de estas ayudas, imprescindibles para la inclusión laboral de este colectivo desfavorecido, que presenta muchas dificultades para acceder al mercado laboral, especialmente a partir la pandemia». En concreto, se destinarán 240.000 euros para que las empresas de inserción contraten a personas en situación de vulnerabilidad. Las beneficiarias reciben el 80 por ciento del salario mínimo interprofesional de sus trabajadores, si se trata de hombres, y hasta el 90 por ciento, si se contrata a mujeres.

La convocatoria contempla también 100.000 euros para contratar personal de acompañamiento a las personas vulnerables, que realizan un seguimiento de éstas ayudándolas a integrarse en el mercado laboral.