Kiosco

La Opinión de Murcia

Universidad

El Claustro de la UMU fuerza a Luján a dar explicaciones sobre los cambios en la jornada laboral

Los sindicatos acusan al rector de falta de transparencia y sospechan que tras el nuevo modelo docente se esconden "problemas económicos" y piden "soluciones alternativas"

Protesta de los sindicatos, a las puertas del Rectorado. | L.O.

Un total de 68 miembros del Claustro de la Universidad de Murcia han avalado con su firma una petición de comparecencia del rector de la institución académica, José Lujan, ante este órgano, en sesión extraordinaria, para que informe de la modificación del sistema de valoración de la capacidad docente y el impacto en las condiciones de jornada del profesorado.

Esta petición, registrada esta semana en virtud del artículo 16 del Reglamento de Funcionamiento interno del Claustro de la UMU, procede, según fuentes sindicales, del «malestar que reina en gran parte de la comunidad docente, que vio como el pasado 8 de abril el Consejo de Gobierno aprobó dicha modificación sin reuniones previas en los centros de trabajo y sin negociación con las organizaciones sindicales con representación».

Por su parte, las organizaciones sindicales UGT, CCOO, CSIF, SIME y STERM reprochan al rector la «falta de transparencia» en este proceso en el que no ha se ha dado «tiempo para poder estudiar diferentes alternativas, ya que no se habían aportado datos suficientes y se tramitó todo en apenas siete días».

Ahora, y según lo dispuesto en la normativa, la sesión deberá convocarse para que se celebre en el plazo máximo de 20 días lectivos desde la recepción de la solicitud.

Para Ernesto De la Cruz, miembro del Claustro y responsable de Enseñanza en UGT Servicios Públicos, «este oscurantismo en todo el proceso nos lleva a pensar en problemas económicos y en las negociaciones con la Comunidad Autónoma, pero solo podemos intuirlo, porque no ha dado las explicaciones oportunas que es lo que le exigimos, que se siente ante el Claustro nos diga por qué, y nos deje encontrar otras soluciones posibles».

En este sentido, De la Cruz ha criticado duramente que en una institución que alardea de democrática sea necesario forzar la intervención del rector acogiéndose a la normativa interna de funcionamiento. Recuerda este representante sindical que la única declaración pública del rector ante «una modificación de graves consecuencias para toda la comunidad universitaria» fue un ‘entiendo el malestar de la plantilla’.

Más horas y menos contratos

El gobierno de la UMU sacó adelante hace una semana el documento, que sustituye al ‘Baremo para la valoración de la actividad del profesorado’, impulsado en 2008; fue aprobado hace una semana, tras un intenso debate, por el Consejo de Gobierno de UMU por un 77% de votos favorables, y se pondrá en marcha el próximo curso académico. La propuesta supone incrementar las horas de clase de los profesores que menos imparten para ahorrarse la contratación de gran parte de los profesores asociados, que son los que, de un tiempo a esta parte, se han hecho cargo del exceso de horas.

Con el nuevo modelo, de carácter temporal, la UMU pretende establecer un sistema que parte, como regla, de una asignación de 240 horas lectivas anuales por docente y tiene en cuenta su reducción en función de la realización de actividades de internacionalización, investigación, transferencia y gestión «especialmente relevantes». Además, el rector afirmó en un correo dirigido hace unos días al profesorado que este modelo «corrige la curva de crecimiento constante de los contratos a tiempo parcial» requeridos para compensar, curso a curso, el efecto de los nuevos sexenios sobre la capacidad docente del profesorado.

Compartir el artículo

stats