Kiosco

La Opinión de Murcia

Fotografía

Retratos de un éxodo

La fotoperiodista Loyola Pérez de Villegas, colaboradora de La Opinión, expone en la Universidad de Murcia una selección de imágenes de la huida de ucranianos de su país por la frontera con Rumanía

Loyola Pérez de Villegas (3ª i.) presenta la exposición junto a la redactora jefa de La Opinión Lola García; el director del Museo de la Universidad de Murcia, José Miguel García, y el director del área de Artes Plásticas de la UMU, Paco Caballero. Juan Carlos Caval

Más de 12 millones de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en Ucrania desde que Rusia invadió el país a finales de febrero de este año. Reporteros de todo el mundo, como siempre que comienza un conflicto bélico, se desplazaron entonces a la zona para contar lo que está pasando. Así lo hizo también la colaboradora de La Opinión Loyola Pérez de Villegas, que estuvo una semana en la frontera ucraniana con Rumanía y desde ayer expone ‘Miradas de un éxodo’ en la Sala Pequeña del Museo de la Universidad de Murcia (UMU).

«Me fui para allá con la idea de hacer un reportaje sobre los refugiados y las pertenencias que se llevan pero, inconscientemente, terminé retratando a personas, las veía sentadas en un autobús, o en la calle, reflexionando sobre lo que estaban viviendo», comenta.

La muestra podrá visitarse hasta el 20 de mayo de lunes a viernes, de 11 a 14 y de 18 a 20.30 horas, en la Sala Pequeña del Museo de la UMU (Cuartel de Artillería)

decoration

La selección de la autora consta de quince fotografías ordenadas cronológicamente desde que llega a la ciudad fronteriza de Siret (Rumanía) hasta que los desplazados son trasladados a los centros de refugiados, buena parte de ellos en la ciudad de Suceava.

Imágenes de despedidas, de miradas perdidas mientras se espera a que un autobús arranque para poner rumbo a un centro de refugiados, caminatas que se hacen eternas cargados de bultos, trenes que van y vienen constantemente... Mujeres y niños protagonizan la mayoría de las fotografías (los hombres están obligados a quedarse en Ucrania para luchar contra el ejército ruso) y, pese al horror que acababan de sufrir, la fotoperiodista, afincada en Cartagena, asegura que también hay «esperanza» en sus caras. «Sobre todo en los más pequeños. Estas personas están tristes, pero son conscientes de que podrían estar muertos y, sin embargo, han conseguido huir», afirma.

Una niña espera con su madre a que parta el autobús de Siret, frontera rumana, hacia el centro de refugiados. | LOYOLA PÉREZ DE VILLEGAS

Una hermana ucraniana

Loyola Pérez no se pensó mucho su viaje al norte de Rumanía, país en donde vivió dos años tras irse de Erasmus un curso y quedarse una temporada trabajando después. Pero sus motivos son más personales: «Mi hermana pequeña es adoptada, nació en Ucrania y en mi familia hemos desarrollado un vínculo con este país».

La mirada de Loyola Pérez de Villegas sobre el éxodo de los ucranianos

La mirada de Loyola Pérez de Villegas sobre el éxodo de los ucranianos Eva Moya

Nadia, como se llama su hermana, llegó a España con 7 años y «recuerda perfectamente su país, mantiene amigos e incluso se acuerda de algunos de sus profesores», señala la fotoperiodista.

«Ella nunca ha renegado de sus orígenes y en casa nunca hemos querido que lo hiciera. Ahora ella tiene 16 años y está bastante afectada. Me siento en deuda con mi hermana». Fue entonces cuando, nada más estallar la guerra, se puso en contacto con un compañero de la universidad rumana en la que estudió, también fotoperiodista, y quedaron para irse juntos al norte del país. Dos semanas después de la invasión, Pérez de Villegas ya estaba inmortalizando la huida de miles de personas que lo dejaron todo atrás para escapar del ejército ruso. «Podría haber sido la vida de mi hermana», se repite.

Una mujer se seca las lágrimas antes de bajar de un tren, en la estación de Suceava (Rumania). | LOYOLA PÉREZ DE VILLEGAS

Dónde y cuándo

La muestra ‘Miradas de un éxodo’ podrá visitarse hasta el 20 de mayo de lunes a viernes, de 11 a 14 y de 18 a 20.30 horas, en la Sala Pequeña del Museo de la UMU (Cuartel de Artillería).

«Con quince fotografías parece difícil contar la historia de un éxodo. La de miles de personas que huyen cada día de una guerra que jamás hubieran imaginado y que parece no terminar nunca. Pero al mismo tiempo, estas quince fotografías; tan solo estas quince miradas aquí captadas, pueden ser el espejo de miles de historias. Y es que de eso trata la fotografía, de ilustrar con una imagen la vida de cientos, anteponiendo las similitudes a las diferencias y lograr que las imágenes muevan conciencias e inviten a quien las vean a formar parte de un cambio», explica la autora.

Las cifras del conflicto

Meses después de que Pérez de Villegas volviera a España, la guerra continúa en Ucrania y nada parece indicar que vaya a terminar pronto. Según la agencia Reuters, alrededor de 46.000 personas han perdido la vida desde que comenzó el conflicto y la ONU cifra en más de 3.000 los civiles muertos desde el inicio de la invasión. La mayoría de las víctimas, manifiestan desde Naciones Unidas, fueron asesinadas por armas explosivas con amplia área de impacto. Por otra parte, se encuentran desaparecidas más de 400 personas y al menos 12.000 están heridas. La cifra de desplazados alcanza ya los 13 millones en un país que, antes de la guerra, tenía 44.

Compartir el artículo

stats