Kiosco

La Opinión de Murcia

Social

Las cenizas de difuntos se podrán echar al mar en la Región legalmente a partir de este verano

El Gobierno central regula esta práctica, a golpe de real decreto, y una empresa ya ha solicitado las autorizaciones y está a la espera de respuesta: operará, en principio, en la zona de Águilas y en Mazarrón

Procesión marítima para esparcir en aguas de la Región las cenizas de un vecino llamado George. | ÁGUEDA PÉREZ

Echar las cenizas de los difuntos en el mar suponía hasta ahora una actividad que nadaba en el vacío legal, pero el Gobierno de Pedro Sánchez ha decidido legalizarla. El día 13, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba un texto normativo para regular la actividad económica de colocación de urnas funerarias o cenizas en el mar. Una empresa denominada precisamente así, Cenizas en el Mar, ya ha pedido todos los permisos que se requieren y espera poder empezar a ofrecer sus servicios en la Región de Murcia a partir del próximo verano.

Así lo explica, en declaraciones a La Opinión, la fundadora de la compañía, Mª Dolores Velasco, quien comenta que «en invierno se realizan muy pocos depósitos» de cenizas en el mar, ya que «hasta que no haga buen tiempo, no se puede», puesto que «lo primero es cumplir las medidas de seguridad». Y es que no basta con sacar un barco y echar al agua los restos mortales, sino que hay que «efectuar unos estudios del lecho marino: no se puede hacer en cualquier sitio», detalla Velasco.

En este sentido, apunta que las cenizas de difunto pueden dañar a «criaderos de marisco, almejas o aves de paso».

«Vamos poquito a poco, con un par de puertos, e iremos ampliando», dice Mª Dolores Velasco, fundadora de la firma

decoration

En cuanto a las autorizaciones pertinentes, «hay varios organismos implicados: Demarcación de Costas, Capitanía Marítima o Medio Ambiente», precisa la empresaria, que también ofrece sus servicios en la Comunidad Valenciana, Andalucía o Baleares. La firma insiste en que trabaja «respetando la normativa y cuidando del medio marino».

Y es que, según deja muy claro la normativa, quien vaya a depositar las urnas debe cerciorarse de que con esa actividad no dañará los fondos, hábitats y a las especies que habitan en el medio marino del lugar elegido.

«Es importante hacer las cosas sin dañar el medio marino, y más en la zona de Murcia, que está muy delicada»

decoration

Además, las urnas no podrán ser colocadas donde haya presencia de hábitats o especies protegidas, como arenales o fondos desprovistos de vegetación o comunidades de organismos sensibles ni donde haya especies amenazadas. Velasco insiste en la importancia de que «se hagan las cosas sin dañar el medio marino, y más en la zona de Murcia, que está muy delicada».

Solo la urna y tiene que ser biodegradable

No se trata de tirar las cenizas y ya: lleva un protocolo. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicaba con fecha 13 de abril el Real Decreto 79/2019, de 29 de marzo, que regula por primera vez la actividad económica de colocación de urnas funerarias o cenizas funerarias en el mar.

En el texto se establece que las personas o empresas que deseen ofrecer este servicio deben presentar una declaración responsable, de manera que quede demostrado que no se atenta con las medidas de protección del patrimonio natural y la biodiversidad.

Entre las medidas establecidas, se incluye que solo se podrá depositar la urna y que esta debe ser biodegradable. Esto tendrá que estar avalado por un certificado.

La finalidad es que esta actividad humana afecte lo menos posible a los animales de la zona, por lo que las embarcaciones de motor deberán respetar la velocidad máxima permitida minimizando el ruido y riesgo de colisiones con la fauna marina.

Cenizas en el Mar trabaja con medio centenar de empresas que aportan las embarcaciones: la gente puede elegir un velero o un yate. En cuanto a los precios, las tarifas de su web van desde los 340 euros por servicio funerario.

En principio, la compañía tiene previsto operar en las localidades de Águilas y Mazarrón. «Vamos poquito a poco, con un par de puertos, e iremos ampliando», dice la fundadora de la firma.

Empresas náuticas lo estudian

Responsables de varias empresas náuticas de la Región de Murcia consultadas por este periódico apuntaron que podrían tener un nicho de negocio en esta actividad, aunque dejaron claro que han de estudiarlo, ya que la normativa es reciente (salió en el BOE el Miércoles Santo).

En otras comunidades, como en Galicia, desde el sector aplauden la iniciativa, ya que lo de llevar a sus difuntos a descansar en el mar «nos lo ha pedido mucha gente y pensamos promocionarlo», asegura un portavoz.

Desde las funerarias murcianas, por otro lado, precisaron que es un servicio que apenas se solicita, porque no existía un marco legal, algo que auguran que puede cambiar a partir de ahora.

Compartir el artículo

stats