Kiosco

La Opinión de Murcia

Social

La Comunidad enviará especialistas en salud mental a los consultorios para realizar sesiones grupales

López Miras anuncia una estrategia “ya muy avanzada” con cuatro ejes: atención social, sanitaria, ámbito educativo y deporte

El presidente regional, junto con los consejeros, directores generales, y profesionales que han impulsado la guía de prevención del suicidio

La Región de Murcia cuenta desde hoy con la primera Comisión de Salud Mental, que fue presidida en su reunión constitutiva por el jefe del Ejecutivo autonómico, Fernando López Miras, y que coordinará las acciones y el incremento de recursos frente a “esa otra pandemia silenciosa”. Este órgano transversal cuenta con la participación de tres Consejerías (Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social; Educación; y Salud) y está integrado por perfiles técnicos como los de pedagogos, psicólogos o psiquiatras. López Miras señaló que “la pandemia de la covid ha acrecentado los problemas de salud mental, y el Gobierno regional va a mirar de frente a lo que es uno de los mayores retos en atención sanitaria y social del siglo XXI”.

Dentro de esta línea de trabajo, la Comunidad “tiene muy avanzada” una estrategia con acciones prioritarias para la mejora de la salud mental en la Región, “que va a enriquecerse con las aportaciones de todos y que tendrá cuatro ejes: el sociosanitario, el exclusivamente sanitario, el de ámbito educativo focalizado en los más jóvenes, y el de salud mental en el deporte”, afirmó López Miras.  El presidente regional adelantó que esta nueva estrategia contempla el impulso de un proyecto pionero en el que especialistas sanitarios en salud mental se desplazarán a los centros de salud para realizar sesiones grupales con pacientes que sufren problemas de ansiedad o depresión leve, antes de que se les recete tratamiento farmacológico. 

Fernando López Miras en la presentación de la Guía de Prevención del Suicidio L.O.

Por lo que respecta al campo sanitario, López Miras explicó que “afrontaremos este reto con nuevas infraestructuras sanitarias previstas ya para 2022 en materia de salud mental”. “Vamos a destinar más recursos a salud mental”, confirmó el presidente, quien puso de manifiesto que desde 2019 se registra un incremento del 14 por ciento en el número de profesionales sanitarios destinados a este campo. 

La Comunidad parte de la consideración del colectivo de menores y adolescentes como de especial vulnerabilidad. Por ello, explicó López Miras, “debemos hacer el esfuerzo para crear entornos más seguros, en los que los profesionales de atención directa y las asociaciones de familias sean un verdadero agente protector”. En este sentido, la Consejería de Política Social ampliará las capacidades para detectar las necesidades de los menores con ideas autolesivas, potenciará la formación de profesionales de intervención social, y reforzará el apoyo a las familias con menores en situación de riesgo.

Primera reunión de la Comisión de Salud Mental L.O.

Guía para prevenir el suicidio entre los más jóvenes

El presidente anunció la nueva estrategia en la presentación de la ‘Guía de Prevención del suicidio. Actuaciones en centros educativos’. Esta documento, tal y como ya adelantó La Opinión, es un instrumento de trabajo pensado para orientar y dirigir el proceso de detección e intervención ante conductas conductas autolesivas o ideaciones suicidas en centros educativos. La guía ha sido elaborada por la Consejería de Educación, junto con el Servicio Murciano de Salud y la Consejería de Política Social, con la colaboración de psicólogos de la Universidad de Murcia. El documento responde al aumento de situaciones vinculadas a la ideación y la conducta autolesiva por parte de los menores, sobre todo adolescentes. De esta manera, orientará a los profesionales educativos para, llegado el caso, poder derivar a los alumnos a los servicios sanitarios de manera más eficaz.

"Los profesionales de la educación precisan una orientación clara para prevenir este tipo de conducta, su intervención también tratará de promover factores protectores y hábitos saludables que aumenten la salud del alumnado y su capacidad de resiliencia", señalaron fuentes cercanas a la redacción del documento.

Entre las dinámicas negativas que se abordan en la guía está el aumento del estrés, ritmos de vida más rápidos, individualismo, homogeneización, nuevas formas de marginación o el paso de la comunicación interpersonal presencial a la telecomunicación, entre otros factores. Estos cambios en la dinámica social, junto a situaciones sobrevenidas, como la pandemia o una catástrofe natural, plantean, según estas fuentes, “nuevos desafíos en el ámbito educativo, que debe prestar una atención integrada y ofrecer respuestas precisas y personalizadas que contribuyan al desarrollo integral del alumnado”.

Compartir el artículo

stats