Un equipo formado por investigadores de la UMU y el Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria (IMIB-Arrixaca) ha lanzado esta campaña de crowdfunding para financiar parte del estudio sobre la endometriosis, una enfermedad que afecta a 35.000 mujeres en la Región de Murcia (200 millones en el mundo). Aunque el número de afectadas podría ser mayor porque no todas las mujeres que padecen endometriosis buscan atención médica.

Descifrar el origen de la enfermedad y encontrar candidatos terapéuticos para el avance en prevención, diagnóstico y tratamiento que ayude a mejorar la calidad de vida de las mujeres que padecen endometriosis es el principal objetivo de esta investigación.

Hasta el momento han logrado la recolección de 10.700 euros, pero todavía falta más de la mitad para lograr el objetivo. «Si algo no te duele y no lo ves, no inviertes en ello», sentencia María Martínez-Esparza, profesora titular de Inmunología, vicedecana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia y líder del proyecto de investigación.

La endometriosis es una patología que se caracteriza por el crecimiento del endometrio fuera del útero. Se asocia con fuertes dolores, infertilidad y está relacionado con el cáncer de ovario.

«No hay que aguantar el dolor, no es normal. Muchas esperan demasiado pensando que es normal, pero hay que buscar una solución», afirma María Martínez-Esparza. El tiempo medio de diagnóstico es de 6 a 8 años porque requiere de intervención quirúrgica para observar los daños.

Esta enfermedad inflamatoria crónica conlleva un alto coste sanitario y social por el deterioro de la calidad de vida que puede causar a las afectadas. Además, la disponibilidad de tratamientos efectivos es insuficiente. «Hay un tratamiento paliativo a través de fármacos para bloquear el crecimiento del tejido, pero esto no soluciona el problema. Hay que intentar buscar tratamientos nuevos», asevera Martínez-Esparza. Por eso, uno de los principales beneficios de este proyecto es la mejora de medios, tiempos de diagnóstico y tratamientos más eficaces.

El sistema inmunitario juega un papel clave en esta enfermedad, concretamente, los macrófagos, unas células especializadas en la detección y destrucción de bacterias. Estas células son prometedoras para un tratamiento para esta enfermedad. Para ello, se está llevando a cabo un método para aislar macrófagos maduros de personas sanas para comparar con las muestras obtenidas de patologías como la endometriosis.

María Martínez-Esparza hace un llamamiento a la sociedad para que las mujeres no sean invisibles y para incentivar a otros investigadores a descubrir más sobre el tema, ya que el objetivo son las mujeres. Además, insiste que en muchos casos la falta de credibilidad afecta a las enfermas.

Las personas que quieran realizar un donativo pueden hacerlo en https://ciencia.precipta.es/endometriosis (se puede donar hasta hoy).