Para Ciudadanos, «que el PP fuerce la dimisión de Teodoro García Egea es una buena noticia para la democracia». Consideran que «sus tácticas mafiosas han sido rechazadas por su propio partido y le han llevado a un callejón sin salida». La coordinadora autonómica naranja, María José Ros, espera que su dimisión «sea un punto de inflexión y que el PP rechace de forma rotunda esta infame forma de hacer política».

Además, añade que «la Región ha sido el triste laboratorio de pruebas donde García Egea ha mostrado sus peores prácticas sin pudor alguno». 

Tras conocer la salida del ciezano, Ana Martínez Vidal, lideresa del partido cuando presentaron la moción de censura, dijo que le desea «suerte en lo personal y profesional». A lo que añadió: «Pero intentar hundir la vida de una persona entrando en lo personal y sin argumentos, nunca sale gratis. Que nadie se olvide que somos personas, no productos de consumo».