Empresa

Larvas murcianas con destino a Malasia

La empresa de Cehegín que ha desarrollado la tecnología para emplear la mosca soldado negra en la eliminación de residuos participa en un programa conjunto del CDTI y del Gobierno del país asiático

Larvas de la mosca 
soldado negra.  E.A.

Larvas de la mosca soldado negra. E.A. / M.J.GIL

María José Gil

María José Gil

La empresa de Cehegín que ha desarrollado un sistema de reciclaje de residuos en el que emplea larvas de mosca soldado negra para eliminar los residuos orgánicos participa en un programa conjunto entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y el Gobierno de Malasia para exportar esta tecnología al país del Sudeste Asiático. El objetivo de la alianza es implantar en Malasia un modelo de economía circular capaz de reducir la contaminación ambiental de las ciudades y de mejorar la gestión de los residuos municipales.

La compañía Entomo Agroindustrial lleva años investigando las posibilidades que ofrece la Hermetia illucens (nombre científico que recibe esta mosca) por su alta capacidad para destruir residuos de distinta procedencia y por permitir su producción industrial en cantidades muy elevadas.

Por su gran voracidad reduce hasta en un 60% la concentración final de residuos sólidos urbanos, lo que la convierte en una aliada frente a los problemas medioambientales que genera la producción de basura en todo el mundo. Cada ciudadano europeo produce una media de 200 litros de basura orgánica al año.

Además, de la larva de mosca soldado negra puede aprovecharse todo, porque hasta sus excrementos pueden ser empleados como fertilizante, según explicó a LA OPINIÓN Diego Amores, creador de la compañía de Cehegín, que ya está exportando a otros países las técnicas para eliminar los residuos urbanos y los desechos que se generan en los supermercados o en la industria cervecera.

Este insecto se ha convertido ahora en el protagonista de un programa bilateral «fruto de la alianza entre el Grupo Gubernamental de la Industria de Alta Tecnología de Malasia-MIGHT y el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI)», entidad pública perteneciente al Ministerio de Ciencia e Innovación.

Tal y como ha explicado el Ministerio español, esta operación, con un presupuesto cercano al medio millón de euros, «canaliza las solicitudes de financiación y apoyo a los proyectos de I+D+i de empresas españolas en los ámbitos estatal e internacional», entre las que Entomo ha sido una de las seleccionadas.

La compañía murciana tiene como objetivo implantar en Malasia un modelo de economía circular capaz de reducir la contaminación ambiental de las ciudades y de mejorar la gestión de los residuos municipales. Para su consecución se utilizan larvas de mosca soldado negra, gracias a su capacidad de eliminar biorresiduos de forma rentable y sostenible, según han explicado fuentes de la compañía.

La empresa también participa en Colombia en el proyecto RUSTICA H2020, que pretende desarrollar alternativas a los fertilizantes minerales para alcanzar la producción circular de biofertilizantes económicamente viables y ambientalmente sostenibles. El objetivo es proporcionar una solución técnica para transformar los residuos orgánicos del sector hortofrutícola en innovadores productos biológicos y fertilizantes.

La alimentación animal es otra de las alternativas de la larva de la mosca soldado en el Proyecto SUSTavianFEED, dotado con un presupuesto de 2,3 millones de euros, que se desarrollará en Túnez o en Turquía, para demostrar su aplicación en la cría de aves de corral.