En torno a un millar de docentes de los casi 27.000 que hay en la Región de Murcia se encuentra actualmente de baja por coronavirus y, según ha defendido la consejera de Educación y Cultura, Mabel Campuzano, todas las ausencias se están cubriendo, incluso sin esperar a recibir la baja oficial, sino atendiendo a las peticiones de los centros.

En declaraciones a los periodistas tras presentar la programación de la Biblioteca Regional para este trimestre, la consejera ha explicado que cada martes se lleva a cabo un acto de adjudicación masiva (el de esta semana, de 600 plazas) y se hacen también adjudicaciones por teléfono para las bajas que se puedan producir posteriormente.

Las contrataciones, ha dicho, exigen un mínimo trámite administrativo que hay que cumplir, pero se está agilizando al máximo el proceso, cubriendo vacantes incluso a petición de los centros sin esperar a recibir la baja oficial de los docentes.

A día de hoy hay 22 aulas cuarentenadas de un total de 18.000 repartidas por 20 centros educativos, y en la última semana se han contabilizado 9.134 alumnos positivos de los más de 280.000 que hay en la región.

Aunque los casos se han duplicado en una semana, Campuzano ha insistido en que se trata de una situación que está afectando a todos los sectores de la sociedad y en que los centros escolares son entornos seguros donde no se están reproduciendo los contagios, sino que los casos positivos habitualmente contraen la enfermedad en sus entornos sociales o familiares.