Alardea de no estar vacunado, no se pone equipo de protección individual (EPI) para hacer las pruebas para la detección del coronavirus y, además, propaga bulos que han tenido que desmentir sus propios compañeros y la Consejería de Salud. Un enfermero del Servicio de Urgencias de Atención Primaria de Caravaca de la Cruz, contratado como refuerzo por el Servicio Murciano de Salud, se enfrenta a una investigación por haber publicado en su perfil privado de una red social una información falsa en la que dejaba constancia del ingreso de un niño de 10 años en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia. 

En concreto, en esa publicación, que ya ha sido desmentida, informaba de que el menor había sufrido un infarto de miocardio después de que sus padres le vacunaran contra la covid-19. Este enfermero ya había mostrado una posición negacionista y antivacunas frente a la pandemia y había causado malestar entre otros compañeros sanitarios que habían trabajado con él en los últimos dos años. Por lo pronto, la gerencia del 061 en la Región de Murcia va a abrir una investigación y desde la Consejería no descartan tramitar un expediente contra él.

«¡Niños pequeños teniendo infartos, lo nunca visto! Y eso que Caravaca es un pueblo pequeño, no quiero imaginar en grandes ciudades la de casos que habrá...», señalaba en su mensaje de Facebook. La Consejería de Salud ha calificado esta información como «falsa» e incluso sanitarios del hospital de Murcia, centro de referencia para las urgencias más graves de la comarca del Noroeste, tuvieron que desmentir este jueves los datos que aportaba este enfermero. 

«Alardeaba sobre que no se había vacunado y criticaba la información que llegaba de la Consejería sobre asuntos de la pandemia», relatan a este periódico compañeros que han trabajado con él durante la pandemia. "Ha mostrado siempre una actitud negacionista frente al coronavirus", relata un sanitario. Las discusiones con este enfermero que ahora trabaja en el SUAP de Caravaca han sido frecuentes ante sus críticas hacia la gestión de la pandemia por parte de los trabajadores del SMS.