Decenas de bomberos de la Región de Murcia se han encerrado en la sede del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento (CEIS) para protestar por la falta de medios que llevan años sufriendo, una situación que se ha visto agravada por el coronavirus.

Los efectivos, convocados por la Junta de Personal, exigen explicaciones sobre la gestión del servicio y afirman que la incorporación de personal es insuficiente y que llevan dos años sin mesa de negociación.

Decenas de bomberos se encierran para protestar por sus condiciones laborales

Los bomberos tomaron la sede del Consorcio al grito de "consejero, da la cara" y "vamos, vamos". Exigían la dimisión del consejero de Transparencia, Seguridad y Emergencias, Antonio Sánchez Lorente (presidente del CEIS) y del director técnico del Consorcio, Antonio Codina.

El director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias, y vicepresidente del CEIS, Antonio Luis Mula, salió a hablar con los afectados, que insisten en que los reciba el consejero.

La covid, la puntilla

Las bajas por covid han afectado a los parques de Bomberos de la Región, que ya arrastraban una carencia de personal importante. «Hay un déficit de más de cien plazas», explican a esta redacción bomberos afectados, que detallan que «las guardias de tres (efectivos) son muy comprometidas, porque para un incendio grande necesitas refuerzos». 

Aunque los parques de bomberos no están en cuadro solo por el coronavirus, sino que «están en cuadro porque existe una mala gestión respecto a las necesidades que tiene un servicio de emergencias», explicaba hace unos días a esta redacción Sergio Rubén Nicolás, bombero y delegado de Comisiones Obreras en el Consorcio de Extinción de Incendios

El Consorcio de Extinción de Incendios cuenta con 330 bomberos y «todos los días hay 70 de guardia», comenta el delegado de Comisiones, que añade que «en una jornada hacemos lo que un funcionario haría en tres».