Cada vez es más habitual verlos circular por el casco urbano de los municipios de la Región y cada vez es más habitual que se conviertan en objeto de deseo de los amigos de lo ajeno. Los robos de patinetes eléctricos en la Comunidad se han incrementado, especialmente en las dos semanas previas a la Navidad, por lo que los investigadores sospechan que los ladrones se están dedicando a venderlos en portales de Internet o directamente a regalarlos a sus amigos y conocidos en estas fechas, indican fuentes policiales a esta Redacción. Y es que no se trata de bandas organizadas que roben estos artilugios: muchas veces, son particulares que lo sustraen para quedárselo ellos.

No siempre se trata de bandas organizadas: son particulares que se los llevan para quedárselos y usarlos

La dificultad está en acreditar de quién es el patinete. Aunque estos vehículos cuentan con número de serie, emparejar este con el propietario no es sencillo. Si un agente para a alguien con un patinete, y sospecha que es robado, lo único que puede hacer es comprobar si hay una denuncia de un vehículo sustraído con este número de serie.

Los patinetes eléctricos no son baratos: pueden llegar a costar 500 euros, aunque se están comercializando modelos más económicos, por 250.

Trucados y al ‘tele coca’

Aparte, hay quien se está dedicando a trucarlos. Recientemente, la Policía Local de Murcia interceptaba a un joven con un patinete que podía superar los 69 kilómetros por hora. Estos vehículos, además, son la última moda entre quienes se dedican a trapichear con sustancias estupefacientes. Los que practican la actividad ilícita del tráfico de droga al menudeo han descubierto una forma de transporte rápida y cómoda con la que escapar si hay policías cerca. Desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad lo afirman: los patinetes son los nuevos vehículos favoritos de quienes se dedican al ‘tele coca’.

A principios del año 2021, ante el elevado número de accidentes en los que se veía involucrado el patinete eléctrico, Tráfico optaba por tomar cartas en el asunto para regular su uso y establecer una normativa legal que fuese más clara. Entre las regulaciones para el uso de estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP) se encontraba la obligatoriedad de pedir una certificación de circulación y así garantizar que se cumplen los requisitos técnicos para poder usarlos.

A más vehículos, más problemas. En primavera, traumatólogos de la Región alertaban de que habían aumentado las fracturas en las muñecas y caderas por los accidentes con patinete.

Personalizar el vehículo y buscar en páginas de Internet de reventa

Como acreditar que un patinete es de uno no resulta sencillo, como puede resultar demostrar la propiedad de un coche, desde la Policía dan una serie de consejos para que sea más fácil el proceso para recuperarlo. El primero, denunciar siempre, en especial si el robo ha sido con violencia o intimidación.

Asimismo, se recomienda personalizar el patinete, con una pegatina, un símbolo, algo. Y destacar ese ‘algo’ en la denuncia. Como quien ha de acreditar que una joya es suya en las exposiciones de objetos robados que periódicamente hace la Policía.

También se aconseja a las víctimas que echen un vistazo por la Red. En concreto, buscar en sitios de reventa. Muchos vehículos robados son objetos de deseo en Internet, así que puede que suene la flauta al revisar algunas páginas.