El parque de ascensores Otis en la Región de Murcia es de cerca de 12.000 aparatos y en este momento, según la delegación murciana del Sindicato de la Elevación, habría unos 9.000 que están funcionando sin la debida revisión mensual. «Desde el día 22, los técnicos nos hemos declarado en huelga y ahora mismo solo se están haciendo servicios mínimos, es decir, se solucionan averías en hospitales, centros de salud, residencias de ancianos, centros de discapacidad y atrapados en cabina», señala Francisco Gabriel Muñoz, miembro del Comité de Empresa por el Sindicato de la Elevación en la Región de Murcia, que representa a nivel nacional al 85 por ciento y a nivel regional a un 98 por ciento de los operarios. No incluye entre los trabajadores que secundan la huelga a aquellos que trabajan en oficinas o en el departamento comercial. «Ellos no apoyan la huelga, aunque sí se aprovechan del convenio», afirma Muñoz.

El pasado día 5 de noviembre se celebró en Madrid una gran manifestación que supuso el pistoletazo de salida de una huelga de trabajadores en las 128 oficinas que Zardoya Otis tiene repartidas en el territorio nacional. Las principales reivindicaciones, en el contexto de la renovación del convenio colectivo, pasan por actualizar las tablas salariales al IPC, algo que no sucede, según el sindicato desde el año 2010. Por otra parte, Muñoz informa que es imprescindible que se abra un proceso para nuevas contrataciones con el objetivo de «aliviar la gran carga de trabajo que tenemos». Según este portavoz sindical, antes existía un equipo de reparaciones «pero ya no, ahora todos los avisos, e incluso las ventas de pequeño material las tenemos que hacer los técnicos de mantenimiento». Detalla que a nivel nacional se habrían perdido en los últimos años cerca de 2.000 empleos, entre jubilaciones y despidos.

Desde el pasado día 22 los técnicos solo realizan servicios mínimos en centros sanitarios o residencias

Otra demanda de los técnicos de Otis, que de alguna forma recoge lo anterior, es la necesaria renovación del convenio colectivo. «Tenemos un convenio en Otis que se firmó por primera vez en 1979 y cada cuatro años se ha mantenido o mejorado, pero ahora la empresa propone recortes en nuestros derechos consolidados históricamente», señala el portavoz sindical, que informa que la última renovación venció en 2019, por lo que ya son dos años de negociaciones. Entre otros aspectos que quiere imponer la empresa, según el representante sindical, destaca la aplicación de la reforma laboral en cuanto a la distribución del 10 por ciento de la jornada, la obligación de hacer el servicio 24 horas, o aplicar los despidos de 20 días por año», enumera Muñoz.

Esta Redacción se puso en contacto con la delegación murciana de Otis para recabar su valoración sin éxito.

El director del Narciso Yepes se indigna: «Muy mal»

Los alumnos del CEIP Narciso Yepes de Lorca han sido algunos de los perjudicados por la huelga. El director de este centro, Juan Antonio Ruipérez, denunció esta semana en su cuenta de Twitter que «en un colegio donde hay alumnos con sillas de ruedas que no pueden acceder a sus aulas, la prioridad del servicio técnico de Otis debería de ser exprés. Desde ayer tarde llamando y todavía sin venir. Los alumnos sin acceder a sus clases. Muy mal». La cuenta oficial de Otis respondió que están en un proceso de negociación del convenio colectivo y que el servicio de atención de averías se está viendo afectado».