Los constructores ven peligrar la inversión de los fondos europeos que llegarán el próximo año si la Administración no revisa los pliegos de las licitaciones públicas y sube los presupuestos para incorporar la subida de los precios de los materiales. El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Pedro Fernández Alén, que ayer intervino en el encuentro ‘Protagonistas’, organizado por la patronal regional Frecom, calcula que los costes de las empresas han subido un 22% en el último año.

Por su parte, el presidente de Frecom, José Hernández, aseguró que los concursos de las obras se siguen convocando «con precios de 2020» y no descarta que incluso los proyectos del Mar Menor se vean comprometidos.

Los dirigentes de ambas patronales coincidieron igualmente en que el encarecimiento de los materiales también debe trasladarse a los precios de las viviendas en construcción. Pedro Fernández Alén aseguró que si no se produce esta revisión «se está comprometiendo la propia viabilidad de las empresas. El problema puede ser muy importante cuando lleguen los fondos europeos, porque actualmente ya hay obras que se están quedando desiertas», explicó el presidente de la patronal nacional.

Como ejemplo citó «las obras del trasvase del Júcar, que han salido con unos precios de las tuberías que no tienen nada que ver con el coste del acero al día de hoy. Estos son contratos que se están licitando, pero de los que están en curso muchos no son viables. O hacemos una revisión de esos proyectos para pagar realmente lo que cuestan o esos proyectos se paralizarán», auguró.

Explicó que «la Comunidad Autónoma de Galicia ha sido valiente y ha publicado una enmienda a sus propios presupuestos para poner en marcha una medida que compense los sobrecostes. Creemos que la Comunidad de Murcia, que siempre ha escuchado al empresariado, debería ser la segunda que la pone en marcha» defendió.

El presidente de Frecom precisó que en Murcia no se ha quedado aún ninguna obra desierta, pero se preguntó qué pasará con «las licitaciones de las obras que tienen precios de 2020. Hay muchísimas empresas que hoy tienen una situación dramática, porque se ven abocadas a la paralización de su actividad y al despido de los trabajadores».

José Hernández recordó que la construcción representa el 10% del PIB de la Región y aporta 43.000 empleos, que se ven sometidos al peligro de que el sector «se ralentice o llegue a la paralización». También apuntó que Frecom ha solicitado que «los nuevos contratos incluyan un mecanismo de revisión de precios que permita al sector defenderse ante la inflación de precios de las materias primas y de los materiales para no seguir agravando el problema», aunque señaló que sería necesario que la Administración central marque las pautas a seguir a las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

«Nuestro sector está afrontando proyectos con precios que se fijaron a principios de año y que ahora casi se han duplicado en algunos casos. Aunque algunos contratos ya empiezan a incluir la revisión de precios, es necesario que estas u otras medidas se implanten con carácter urgente en todas las instituciones», defendió. José Hernández argumenta que la Administración debe aprender «de lo que ocurrió en los años 2007 y 2008» y no dejar caer a la construcción.

Las empresas precisan 25.000 trabajadores

 La patronal regional de la construcción Frecom calcula que la Región «necesita alrededor de 25.000 trabajadores para poder afrontar todos los proyectos que se pondrán en marcha con los fondos Next Generation». El presidente de Frecom, José Hernández, asegura que «si no ponemos esto en marcha pronto, será difícil ejecutar los planes de los fondos europeos de recuperación», por lo que reclamó un plan específico de formación.