El incremento de contagios covid en las últimas dos semanas y la llegada de la sexta ola ha llevado a la Consejería de Salud a poner en marcha un plan especial de inspecciones en el ámbito de la hostelería, restauración y ocio nocturno que arrancó este pasado fin de semana.

Según informaba ayer el consejero de Salud, Juan José Pedreño, tras la reunión semanal del Comité de Seguimiento Covid, este dispositivo está orientado a controlar que se cumplen las medidas de seguridad como uso de mascarilla, aforos y zonas de baile en locales de ‘tardeo’, restauración y ocio.

El pasado fin de semana fueron 9 los inspectores dedicados a esta labor, quienes abrieron 24 actas por incumplimientos en los 28 locales que fueron visitados. Esto supone que el 85 por ciento de los establecimiento no cumple las normas sanitarias impuestas.

Además, desde Salud se ha pedido a ayuntamientos y Delegación del Gobierno un refuerzo de los controles por parte de los agentes de la Policía. «Ante la nueva ola no podemos bajar la guardia» afirma Pedreño.

En este caso, insiste en la necesidad de mantener el uso de la mascarilla incluso en exteriores cuando se esté en zonas con aglomeraciones y dónde no se pueda respetar la distancia de seguridad.

Hasta el momento, la Consejería de Salud ha emitido 875.728 certificados covid, peticiones que aumentaron al solicitarse este documento para que las discotecas pudieran llegar al cien por cien de aforo.

No obstante, Salud no da el paso de extender su obligatoriedad a otros sectores y establecimientos que no sean el ocio nocturno y pide al Ministerio de Sanidad que dicte una norma común para todas las autonomías para «no ir como pollo sin cabeza» con unas exigencias distintas en cada territorio, según apunta Juan José Pedreño.

Desde la patronal hostelera solicitaban ayer a Salud que ponga a la población no vacunada en el foco de las posibles restricciones. «Lamentablemente, estamos acostumbrados a que se responsabilice a la hostelería de manera injustificada cuando crecen los contagios por coronavirus», apunta Jesús Jiménez, presidente de Hoytú.

«La solución pasa por reforzar el porcentaje de personas inmunizadas, que ya es cercano al 90 por ciento en nuestra Región. Por eso, hay que inducir a quien todavía no se haya puesto la vacuna que lo haga y si es restringiendo su entrada o participación en ciertas actividades o entornos habrá que hacerlo», señalan desde la patronal.

Frente a los datos de las inspecciones realizadas este fin de semana, desde Hoytú insisten en que este sector «trabaja con todas las medidas de seguridad y que está más que demostrado que no es el causante del aumento de casos».

90% incidencia

Los datos de Salud Pública muestran que en la última semana se ha registrado un incremento de la incidencia del 90 por ciento, llegando a tasas de 135 contagios por cada 100.000 personas a 14 días y de 89 contagios a 7 días en la Región de Murcia.

Pese a ello, la mayor incidencia se acumula en los menores de 12 años, ya que no están vacunados contra el coronavirus, con tasas de hasta 119 casos por 100.000 a siete días. A estos le sigue el grupo de 20 a 49 años con incidencias que oscilan entre los 91 y los 115 casos.

La mayoría de los contagios en menores tienen su origen en actividades extraescolares y deportivas, así como en fiestas de cumpleaños, de ahí que desde Salud se pida a las familias que estos niños mantengan el uso de la mascarilla siempre que sea posible.

La Región de Murcia registró en la última jornada (domingo) 97 nuevos casos de coronavirus. De ellos, 34 corresponden al municipio de Cartagena, 14 a Mazarrón, 9 a Murcia, 8 a Torre Pacheco, 5 a Lorca, 4 a Alcantarilla, 4 a San Pedro del Pinatar, 3 a Cieza, 3 a Totana. El resto están repartidos por los demás municipios.

Además, este fin de semana no se ha registrado ningún fallecimiento en la Región de Murcia a causa del coronavirus. De este modo, el número de decesos a causa de la covid-19 sigue anclado, por segunda jornada consecutiva, en 1.764.

De los 1.706 contagios que hay actualmente en activo 47 personas están ingresadas en los centros hospitalarios murcianos, 10 de ellos en UCI, de los que ocho no se han vacunado contra la covid.