Un delfín mular numerado como TT_D0054, ha sido identificado gracias al catálogo de fotoidentificación que ANSE ha desarrollado a lo largo de más de 20 años de trabajo en el medio marino con esta especie. El ejemplar apareció sin vida en la costa de Moraira (Valencia), el pasado 2 de noviembre.

La Fundación Oceanogràfic, que realizó la necropsia del animal, calculando una edad de 26 años, compartió con ANSE una fotografía de la aleta dorsal, que permitió su reconocimiento. Se trataba de una hembra adulta, fotografiada por primera vez por ANSE al sureste de Cabo de Palos en septiembre del año 2005, hace más de 16 años, en un grupo formado por 35 delfines.

En el año 2015, el animal fue avistado nuevamente por ANSE frente a Torrevieja (Alicante) en compañía de otros 21 ejemplares de delfín mular, algunos de ellos más habituales en este tramo de costa, según informaron fuentes de ANSE en un comunicado.

Actualmente, la asociación se encuentra trabajando con esta especie en el marco del proyecto 'Evaluación de interacciones de delfín mular y pesquerías del sur y sureste en áreas marinas protegidas para una gestión integrada (INDELPESUR)'.

Este proyecto se desarrolla con la colaboración de la Fundación Biodiversidad, del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, a través del Programa Pleamar y cofinanciado por el FEMP. Durante las campañas cuenta además con la colaboración de la Fundación Azul Marino.

El objetivo principal del proyecto es recopilar información real que contribuya a una adecuada gestión que garantice la sostenibilidad de la actividad pesquera y acuícola a la vez que se asegura la conservación de la biodiversidad.

Para ello, se llevan a cabo campañas de navegación para determinar el uso que los grupos de delfín mular del sureste hacen de los espacios marinos protegidos, especialmente los que interaccionan con las artes pesqueras artesanales presentes en dichas zonas. Con ello se espera poder aportar más información a las entidades gestoras.

Tras varias semanas de campaña en aguas de la Reserva Marina de Cabo de Palos-Islas Hormigas, ANSE ha trasladado la campaña al entorno de la Reserva Marina de la Isla de Tabarca.

Los primeros días de navegación en la zona de Tabarca están siendo marcados por la meteorología adversa debido a la presencia de la borrasca Blas en la zona de Baleares, que está afectando de manera indirecta a las costas del levante. No obstante, se han podido aprovechar algunos momentos de calma en los que se ha podido encontrar un primer grupo de delfines mulares localizados en el polígono de acuicultura de Guardamar del Segura.

Las aguas del entorno de las Reservas Marinas son un gran ejemplo de éxito de gestión para la conservación de las especies pesqueras, contribuyendo a mantener la pesca profesional artesanal al tiempo que favorece otras actividades sostenibles como el buceo de recreo responsable. Todas estas actividades económicas dependen de la vigilancia y del seguimiento del buen estado de la biodiversidad presente.