La Fiscalía del Tribunal Supremo ha archivado la denuncia interpuesta por la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente contra el Gobierno de España, el Ministerio para la Transición Ecológica y la Confederación Hidrográfica del Segura por el episodio de anoxia que sufrió el Mar Menor el pasado agosto y la devuelve a la Fiscalía de Murcia.

Documento que ordena el archivo de la denuncia

Documento que ordena el archivo de la denuncia

En la denuncia, la propia Dirección General del Mar Menor señalaba al Gobierno de España también como el responsable de que no se hayan retirado fangos de la laguna y criticaba su falta de diligencia en la actuación en el acuífero Cuaternario.

El Ministerio Público del Tribunal Supremo, al que llegó la denuncia dado que los responsables de los organismos y administraciones señalados están aforados, ha decidido archivar la denuncia al considerar que no le corresponde iniciar una investigación sobre estas personas, "al no existir indicios de su participación concreta respecto del hecho". Asimismo, siguiendo el procedimiento ha acordado la devolución de la denuncia a la Fiscalía remitente.

La denuncia

La Dirección General del Mar Menor explicó en la denuncia interpuesta ante la Fiscalía que los días 15 y 16 de agosto los agentes medioambientales del Mar Menor constataron la muerte de peces en la zona e informaron de ello. Asimismo, tomaron muestras de agua y de ejemplares muertos para analizar.

Según el relato de los hechos de este departamento, la UPCT llevó a cabo el día 16 una campaña extraordinaria para tomar datos en la cubeta sur de la laguna y emitió al día siguiente un informe en el que aseguraba que la situación del Mar Menor no era similar a la que sufrió el ecosistema en 2019, aunque señala que hay zonas con "muy poco oxígeno en el fondo que pudiera ser la causa de la mortandad de peces".

A su vez, el Servicio de Pesca y Acuicultura realizó un informe tras la monitorización de la laguna en el que constataba la presencia de bolsas de anoxia "durante la noche". Además, señalaba que estas tenían su origen en el exceso de consumo de oxígeno cuando cae el sol, que se debe a la gran cantidad de "fitoplancton y a un elevado consumo en el sustrato de fondo que pueda estar en putrefacción".

El informe de Pesca incluido en la denuncia añade que "mientras los nutrientes continúen llegando a la laguna, el crecimiento de fitoplancton continuará hasta que se regule el sistema por falta de nutrientes, bajada de temperatura, etc."

Por otro lado, en la denuncia, la Dirección General del Mar Menor añade que ha reiterado en numerosos escritos a la CHS y a la Dirección General de Agua del MITECO la "importancia y urgencia de actuar cuanto antes en el control y gestión de las aguas de surgencia del Acuífero Cuaternario que descarga en el Mar Menor, con especial incidencia en la Rambla del Albujón".

El escrito recalca que en las comunicaciones enviadas a la CHS y al MITECO se insistía en "la necesidad de que la administración estatal pusiese en marcha con urgencia las medidas tendentes a evitar la entrada directa de las aguas subterráneas al Mar Menor por el drenaje del acuífero, con la adopción de las medidas reflejadas en el Proyecto Vertido Cero".

"Se ha solicitado a la Demarcación de Costas la retirada de fangos y secos por la relación entre la acumulación de sedimentos y nutrientes en las zonas de playa del Mar Menor", señalan en la denuncia. Además, reflejan las peticiones a estos órganos la necesidad de retirar y limpiar los fangos en los arenales de la laguna, ya que "la competencia para retirar los lodos y fangos y recuperar fondos marinos para su uso público como zona de baño es de la Administración del Estado".

Documento que comunica el archivo de la denuncia

Documento que comunica el archivo de la denuncia

Criticas a a la "permisividad de MITECO con los nutrientes"

El pasado 17 de agosto, el Gobierno de la Región de Murcia anunció que había interpuesto una denuncia en la Fiscalía "para que investigue a la ministra Teresa Ribera", la titular del MITECO. Responsabilizaban a esta de la entrada de nutrientes al Mar Menor y por tanto del episodio de mortandad que se sucedió durante varios días en la laguna salada.

Concretamente, el consejero de Medio Ambiente, Antonio Luengo, explicó que se interponía la denuncia "ante la permisividad del Gobierno de España tanto con la entrada de agua dulce cargada de nutrientes, como por la no retirada de fangos y lodos en el Mar Menor, con las consecuencias medioambientales que conlleva esa falta de diligencia". 

En su denuncia, la Consejería de Medio Ambiente señala la "inacción y falta de diligencia en la aplicación de medidas durante años y la omisión de manera reiterada ante los diferentes requerimientos y escritos dirigidos por esta Consejería tanto al Gobierno de España, como al Ministerio de Transición Ecológica y a la Confederación Hidrográfica del Segura, para frenar la entrada de agua y nutrientes al Mar Menor y la necesaria retirada de fangos y lodos" como culpables del episodio de anoxia.

Cabe recordar que en un primer momento, desde el Gobierno regional y el Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor se negó la existencia de anoxia en la laguna salada, pese a que los grupos ecologistas defendían que había evidencias de la eutrofización de la zona y de que había bolsas de agua sin oxígeno en el Mar Menor.