Política

Jordi Arce no estará en la próxima ejecutiva del PSOE regional: "Han sido cuatro años muy intensos"

El todavía secretario de Organización de los socialistas murcianos no acompañará a su amigo José Vélez si este sale finalmente elegido secretario general tras las primarias de diciembre

Jaime Ferrán

Jaime Ferrán

El secretario de Organización del PSOE de la Región, Jordi Arce, no formará parte de la próxima ejecutiva del partido. Según ha confirmado él mismo a esta Redacción, tomó la decisión el pasado mes de agosto, pero seguirá trabajando hasta diciembre, cuando salga elegido en primarias el nuevo secretario general socialista, después de que Diego Conesa anunciara que no se presentará para revalidar el cargo.

"Han sido cuatro años muy intensos, con mucho trabajo, y para estar en primera línea hay que dar el 100%", explica Arce, que reconoce que "es complicado mantener el nivel de forma continua". Recuerda que ha tenido que hacer frente a cinco procesos electorales, pero también ha tenido que sufrir el "desgaste interno", ya que ha tenido que gestionar crisis del partido, que se ha visto obligado a abrir expedientes de expulsión a destacados dirigentes como son la ya exalcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, o el exdiputado Emilio Ivars.

"Cuando uno empieza a flojear y está cansado, lo mejor es dar un paso a un lado", asegura. De igual forma, se muestra convencido de que el partido cuenta con mucha gente tan preparada como él "o más" para cogerle el testigo en el PSOE murciano: "El proyecto necesita caras nuevas".

Hace poco más de un mes que el aún secretario general socialista, Diego Conesa, también decidiera retirarse de primera línea denunciando que el PP hubiera "traspasado líneas rojas personales" con "denuncias falsas" que llegaron a afectar hasta a miembros de su familia. Arce, que también se ha visto inmerso en procesos judiciales (que han acabado siendo archivados), asegura que su marcha nada tiene que ver con las presiones de la oposición, que lleva "sufriendo" desde que entró en política en Calasparra. "Pepe Vélez y yo bromeamos con que moriremos siendo investigados", comenta.

El delegado del Gobierno en la Región, por su parte, ha agradecido públicamente a su "amigo y compañero" los cuatro años de "intenso y abnegado trabajo".

"Pepe es parte de mi familia, mi vida va ligada a él", afirma su paisano, quien cree que hace lo correcto al marcharse para que, en caso de que gane Vélez las primarias, no haya un peso demasiado grande del municipio de Calasparra en la próxima ejecutiva: "Podría afectar al nuevo proyecto".

De todas formas, Arce ha comunicado su intención de "seguir a disposición del partido" para todo lo que puedan necesitar y para continuar luchando con el "objetivo de quitar al PP de la Comunidad Autónoma", que cree que se ha convertido en el hazmerreír de toda España: "Somos el nuevo Lepe".