No fue la abrumadora mayoría social que esperaban los convocantes pero tampoco se puede considerar un fracaso. Más de medio millar de personas acudieron en la tarde de ayer a la llamada de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril y de los Comités de Empresa de Adif y Renfe para protestar contra el cierre de la línea de Cercanías entre Murcia, Lorca y Águilas y exigir al Gobierno central y a Adif que valoren un plan alternativo.

Gobierno escucha, Murcia está en la lucha’, ‘No al cierre de las Cercanías, por un ferrocarril público y social’ o ‘Por un ferrocarril digno, defendamos los trenes de Cercanías y media distancia, los ciudadanos lo primero’... Son algunas de las consignas que pudieron escucharse o leerse en las pancartas de los asistentes a la marcha, que arrancó desde la estación del Carmen de Murcia para culminar frente a la Delegación del Gobierno, donde los convocantes atendieron a los medios.

Sobre la respuesta de la ciudadanía a la convocatoria, el portavoz de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril, Juan Antonio Conesa, aseguró que es «bastante interesante, para ser un sábado por la tarde en un mes de septiembre en Murcia». En cualquier caso, se mostró satisfecho: «Se ha demostrando en las calles de Murcia que es un problema que afecta y preocupa a la ciudadanía», señaló Conesa, que espera que «el Gobierno central y Adif hayan tomado buena nota».

El primer objetivo de la Plataforma es que se abra un nuevo proceso y «dejar abierta la vía, al menos, durante seis meses más, y en ese tiempo, buscar las soluciones técnicas que sean necesarias para que, igual que se contemplaba en el proyecto de 2019, se pueda compatibilizar las obras con el servicio ferroviario».

Nadie mueve ficha

Los convocantes lamentaron que tras más de ocho movilizaciones organizadas en la Región, nadie, desde el Ministerio o Adif, haya contactado con ellos. «Nadie mueve ficha en este tema, no han dicho nada y Adif, de momento, sigue adelante con el cierre y el 1 de octubre está aquí ya», lamentó Juan Antonio Conesa, que tiene la esperanza de que al final, tanto el Ministerio como Adif «recapaciten, no corten la vía, y se abra un diálogo para buscar esas soluciones técnicas, que existir, existen».

Sobre la reciente propuesta del Colegio de Caminos, que propone cortes de vía localizados de 5 kilómetros durante 3 meses para mantener los trenes, el representante de la Plataforma señaló que «existen varias propuestas, habrá que estudiarlas, en cualquier caso, nosotros somos sociedad civil, no somos técnicos; lo que sí podemos exigir es que los técnicos busquen esa soluciones y si las encuentran, como así parece haber ocurrido, sean escuchados por las autoridades estatales». Mientras la situación continúe igual, la Plataforma está decidida a seguir con las movilizaciones.

A la manifestación acudieron representantes de todos los partidos políticos que tienen representación en la Asamblea, salvo del PSOE. La portavoz regional del PP, Miriam Guardiola, formó parte de la marcha y aseguró que el «el PP está siempre al lado de la sociedad civil». La portavoz popular calificó de «castigo injustificado del Gobierno de Sánchez» el cierre de la línea. «Supone más atascos, contaminación y pérdida de actividad económica y una merma en la calidad de vida de los ciudadanos», afirmó.

Por su parte, el diputado del Grupo Parlamentario de Vox en la Asamblea, Pascual Salvador, recordó que «en ninguna región de España se ha tenido que cortar las cercanías por las obras del AVE, solamente aquí, y eso es una falta de respeto a todos los murcianos, sobre todo a los 1,2 millones de usuarios que tiene esa línea, porque existen alternativas técnicas viables».

A la concentración asistió una nutrida representación de miembros del Partido Popular, entre los que se encontraban la senadora Violante Tomás, los diputados Miguel Ángel Miralles (Vicepresidente de la Asamblea), Miriam Guardiola y Mari Carmen Ruiz Jódar del Grupo Parlamentario Popular, María Dolores Valcárcel, Juan Antonio Mata, Ramón Sánchez Parra, Maruja Pelegrín, Inmaculada Lardín, Clara Valverde, Isabel Sánchez y Antonio Calderón. De concejales de Murcia, estuvieron presentes los populares Rebeca Pérez y Antonio Navarro. De Águilas también se pudo ver a los concejales Eva Reverte, Antonio Landaburu, y José García. Y, por último, al alcalde de Librilla Tomás Baños.

También acudió la portavoz del Grupo Parlamentario de Unidas Podemos, María Marín, el presidente de Vox en la Región de Murcia, José Ángel Antelo, y miembros de la Plataforma Unitaria Marchas de la Dignidad-Plan de Choque Social, entre otros. Tampoco faltaron los secretarios generales de UGT y CCOO en la Región, Antonio Jiménez y Santiago Navarro, respectivamente, representantes de CGT, así como el alcalde de Totana, Juan José Cánovas, de IU.

Un viaje especial de Águilas a Pulpí para "poner fin a toda una época"

La Asociación Cultural de Amigos del Ferrocarril El Labradorcico de Águilas ‘fletará’ hoy «un tren especial entre Águilas y Pulpí, que servirá para poner fin a toda una época», idicaron fuentes de la citada asociación en un comunicado de prensa.

Este tren está previsto que salga hoy, cuando falten quince minutos para las doce del mediodía, de la localidad costera murciana, rumbo a la vecina población almeriense. «Con este viaje queremos rendir homenaje al viejo ferrocarril de 131 años de vida y abrir las puertas al tren del futuro, que nos acercará más al resto del mundo a través del Corredor Mediterráneo», detalla Miguel Losilla, presidente de la asociación. Los viajeros que se suban al tren especial de hoy recibirán distintos obsequios y participarán en sorteos que tendrán lugar a bordo.