Que la ciencia gane la batalla a la eyaculación precoz está cada día más cerca. El área de investigación del Instituto Sexológico Murciano (ISM) en colaboración con especialistas del hospital Rafael Méndez de Lorca y de la Universidad Miguel Hernández han confirmado la eficacia de un programa de ejercicios junto con un dispositivo médico para tratar esta disfunción sexual.

Según indican desde el ISM, los investigadores llevan tiempo indagando para tratar esta patología, que afecta, según sus cálculos, a unos 100.000 murcianos, y acabar con ella.

"Es una alternativa a pacientes reticentes al uso de fármacos o que no respondan a ellos", dice el doctor Rodríguez

 Los resultados de un estudio realizado hace dos años han visto la luz en la revista estadounidense Plos One esta misma semana y avalan la eficacia de esta nueva metodología de tratamiento desarrollada por el equipo del doctor Jesús Eugenio Rodríguez, director del ISM. De esta metodología podrían beneficiarse no solo 100.000 murcianos, sino los millones de hombres aquejados de esta patología en todo el mundo, con tasas de prevalencia de entre el 14 y el 30 % de varones adultos.

El centro murciano, que lleva trabajando en este nuevo programa de tratamiento desde 2013, ha dado un paso más al publicar los resultados de este ensayo clínico en el que por primera vez se ha utilizado un dispositivo electrónico especialmente diseñado para este fin por la empresa sevillana Myhixel, concretan desde el Instituto Sexológico.

«En la práctica clínica actual, el uso de inhibidores de la recaptación de serotonina a diario o a demanda seria el tratamiento de primera línea en las principales guías clínicas para la eyaculación precoz, a pesar de sus efectos secundarios y de las frecuentes recaídas que se producen cuando se retiran», comenta el doctor Rodríguez. A este respecto, concreta que «con este nuevo tratamiento podemos ofrecer otra alternativa terapéutica a muchos pacientes reticentes al uso de fármacos de manera continuada o bien que presenten una pobre respuesta a los mismos».

La nueva línea de tratamiento se basa en la utilización de un dispositivo médico, el Myhixel I ,que, en combinación con un programa de ejercicios individual de unas siete semanas de duración, dota al paciente de un mayor control eyaculatorio, lo que aumenta de forma significativa los tiempos de eyaculación en pacientes con eyaculación precoz.

Este es el segundo ensayo clínico que desarrolla en los últimos años el centro sanitario murciano para valorar la eficacia de este nuevo tratamiento, obteniendo en esta ocasión resultados incluso superiores al anterior, muy probablemente como se indica en el artículo científico por haber podido utilizar un dispositivo médico especialmente diseñado desde cero para este fin.

El centro murciano, que lleva desde hace años utilizando con éxito esta metodología con pacientes de todo el mundo confía en que cada vez más profesionales incluyan esta herramienta terapéutica como una opción más basada en la evidencia científica en sus protocolos de tratamiento.

Fue hace tres años, durante el acto de inauguración de la nueva sede de Instituto Sexológico Murciano, cuando se presentaron ‘en sociedad’ el método Myhixel TR y el dispositivo Myhixel I, fruto de cuatro años de investigación del centro sanitario murciano en colaboración con la universidad Miguel Hernández y la startup sevillana Myhixel, indicaron entonces desde el ISM. Por tanto, son ya siete años los que llevan los investigadores insistiendo con esta terapia.