Los partidos PSOE y Podemos criticaron ayer el cese del 30% del personal de la Consejería de Medio Ambiente denunciado ayer por distintos sindicatos en plena crisis ecológica en el Mar Menor y reclamaron su readmisión inmediata.

La diputada socialista María Dolores Martínez Pay acusó al presidente regional y al Gobierno regional de «poner en peligro el desarrollo de proyectos destinados a recuperar la laguna salada» yrecordó que Miras exigió al Comisario Europeo de Medio Ambiente de la Unión Europea más fondos y ayudas, «mientras desmantelaba el personal científico de la Consejería de Medio Ambiente y provocaba un caos sin precedentes».

Por su parte, la portavoz de Podemos, María Marín, afirmó que «cuando más necesario es reforzar la protección del Mar Menor, el consejero Antonio Luengo y López Miras llevan a cabo una purga para que nadie moleste a los que contaminan».