Una masa de aire frío combinada con el aporte de humedad en capas bajas dará lugar a una fuerte inestabilidad que podría dejar en la Región de Murcia a partir de esta noche y durante la madrugada del martes lluvias acompañados de tormentas localmente fuertes y persistentes. De hecho, algunas zonas de la Comunidad se encuentran en nivel de alerta naranja y otras en aviso amarillo por precipitaciones y tormentas.ritorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que ha señalado, igualmente, que esta masa de aire frío provocará un descenso de los termómetros, con máximas propias de otoño.

Las tormentas, que en un principio se desplazarán de norte a sur, pueden ser puntualmente fuertes. En este sentido, desde la Aemet recomiendan estar atentos a los boletines de información, ya que el grueso de este temporal se producirá de madrugada y podría afectar a cauces y barrancos.

La situación, ha advertido Parodi, es de "mucha inestabilidad en la zona sureste de la Península" por la entrada de este aire frío en altura. Aunque este episodio de fuertes lluvias concluirá previsiblemente este martes por la mañana y por la tarde comenzarían a abrirse claros, el resto de la semana permanecerá la inestabilidad y no se descartan chubascos dispersos que podrán ser ocasionalmente tormentosos.

Durante este episodio no se descarta tampoco granizo de tamaño pequeño y las tormentas irán acompañadas de fuertes rachas de viento. Los avisos, según Aemet, irán variando durante las próximas horas.

Y es que, puntualiza, es posible que en los próximos días se produzca una DANA que afectaría a la Península y produciría una situación de inestabilidad, aunque la incertidumbre aún es "alta", reconoce.

Destaca también de este episodio un descenso notable de las temperaturas máximas en el Noroeste y el interior de la Región. A modo de ejemplo, en Yecla podrían bajar aproximadamente unos 7º con respecto a las máximas de este lunes y no superar los 20º; mientras que en Murcia descenderán entre 3º y 4º, hasta los 26º, siendo más bien temperaturas propias de otoño.

No obstante, a partir del viernes se recuperarán los termómetros hasta los valores normales de la época, de finales de verano.