La Plataforma en Defensa del Ferrocarril de la Región reclamó este jueves que la Asamblea Regional se pronuncie contra la decisión del Ministerio de Transportes y de Adif de cerrar la línea de Cercanías de Murcia a Lorca y Águilas a partir del 1 de octubre.

Con el objetivo de parar «esta agresión sin precedentes», en palabras del representante de la asociación Antonio del Campo, se reunieron con el presidente del Parlamento autonómico, Alberto Castillo, y con todos los grupos parlamentarios.

Los participantes en las reuniones han tratado de determinar qué herramienta se puede usar para efectuar ese posicionamiento, desde una declaración institucional, para la que necesitan el apoyo de todos los grupos parlamentarios, el debate de alguna de las mociones presentadas en este sentido o, incluso, la celebración de un pleno monográfico «donde se debata toda la situación del ferrocarril en la Región de Murcia».

La intención de la plataforma es que la Asamblea Regional exija al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que elabore un plan con un cronograma, con plazos para que puedan realizarse las obras de modernización del ferrocarril mientras se mantiene el servicio.

«Es fundamental que el Parlamento regional se posicione para intentar paralizar, en principio provisionalmente, esta decisión y en los seis meses que van a seguir circulando trenes entre Murcia y Alcantarilla se pueda llegar a un acuerdo para hacer compatible la modernización del ferrocarril con el servicio de cercanías, que es utilizado por más de 1,2 millones de viajeros al año», afirmó.