Las obras para triplicar la capacidad hidráulica del canal D 7 en Los Alcázares con el fin de evitar daños cuando se producen lluvias torrenciales y riadas estarán terminadas en octubre, cuando pasará de poder acoger 18,78 metros cúbicos por segundo a 61,76, informa la Delegación del Gobierno central en Murcia.

Precisamente ayer, José Vélez y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, acompañados por el alcalde de Los Alcázares, Mario Pérez, visitaron las obras del proyecto.

En la infraestructura de drenaje transversal bajo la carretera RM F 30 de Los Alcázares a Torre Pacheco en su enlace con la autovía AP 7 se ha invertido un millón de euros para interceptar la escorrentía superficial de la zona central de la comarca del Campo de Cartagena antes de la entrada en el casco urbano alcazareño.

El canal, que se desbordaba y daba lugar a avenidas de agua que causaban destrozos en la localidad, discurre paralelamente a la autovía y desagua en la rambla del Albujón, que a su vez vierte al Mar Menor. Esta actuación es previa al acondicionamiento del resto del tramo del canal hasta su confluencia con citada rambla.

Esta obra es la primera ejecutada del denominado Plan de adaptación al cambio climático en la cuenca vertiente del campo de Cartagena, que significará en los próximos años una inversión de la Administración General del Estado que superará los 100 millones de euros.

La visita transcurrió en un ambiente de cordialidad y colaboración entre ambas administraciones, aseguran desde la Delegación.