Remodelar el Mercado de Abastos de Verónicas para que este emblemático edificio de estilo ecléctico y modernista declarado Bien de Interés Cultural recobre el «lugar que merece» y deje de dar la impresión de un espacio «medio abandonado» es la apuesta del Ayuntamiento de Murcia.

La Concejalía de Empleo, Comercio y Mercados ha presentado a los fondos europeos Next Generation una solicitud valorada en siete millones de euros para la reforma integral de este mercado situado frente al cauce del río Segura y próximo al Palacio del Almudí y el Paseo del Malecón.

«Es un proyecto ambicioso, que está bastante avanzado, supone la remodelación interna del mercado. Queremos con financiación europea hacer una profunda reforma con la ayuda de los comerciantes de la plaza», dice Juan Vicente Larrosa, concejal de Empleo, Comercio y Mercados.

La Concejalía de Mercados quiere que sean los comerciantes de Verónicas los primeros en conocer más detalles sobre este proyecto. «Los placeros saben mejor que nadie las cualidades de la plaza por lo que a principios de septiembre les informaremos en una reunión del proyecto y nos ayudarán con su gestión», afirma el concejal Larrosa.

La plaza de abastos tiene la impresión de mercado «medio abandonado», según fuentes municipales, porque unos 30 de los 70 puestos están sin ocupar. «Los puestos empezaron a quedarse vacíos entre tres y siete años atrás cuando los placeros se han ido jubilando y nadie ha ido solicitado la licitación porque pedían demasiado», explica Carmen Rueda, placera y presidenta de la Asociación de Vendedores de Verónicas.

El grupo de comerciantes cree que el Consistorio disminuirá los requisitos y el precio de la licitación cuando se realice esta reforma y así más personas podrán acceder a un puesto en el mercado.

No habrá desahucios

Entre los placeros corre el rumor de que esta reforma va a desahuciarles. Temen que se cree una plaza de abastos como las de Madrid en las que han dejado escasos puestos de frutería, charcutería, carnicería y frutos secos para transformar el resto en bares. Especialmente sospechan que esto se podría dar en la parte superior del Mercado de Verónicas, ya que es donde se encuentran la mayoría de los puestos cerrados.

El concejal Larrosa insiste en que «ningún placero va a ir fuera» ni a quedarse sin puesto. La Asociación de Verónicas consultó este rumor al jefe de Servicio de Plazas y Mercados. «Nos ha dado su palabra de que los puestos que salgamos por la reforma vamos a volver», informa Rueda.

Si la propuesta es concedida por Europa, los placeros plantearán al Ayuntamiento que la reforma sea con ellos dentro, reformar una mitad mientras ellos ocupan la otra y viceversa, o crear una plaza en la calle para poder seguir con sus ventas.

Limpieza de choque contra las cucarachas

Arreglar las escaleras mecánicas y hacer una limpieza a fondo de los puesto vacíos del mercado de Verónicas son las tareas que están llevando a cabo desde el Servicio de Limpieza Viaria de Murcia esta semana. Ambas acciones se venían reclamando desde hace meses tanto por los comerciantes de Verónicas como por la oposición. «Desde el 29 de marzo llevan rotas las escaleras y avisamos al Ayuntamiento que de los puestos que quedan vacíos, como nadie los limpia, salen ratas, cucarachas, etc.», dice Carmen Rueda, placera y presidenta de la Asociación de Vendedores de Verónicas.

Operativos del Ayuntamiento de Murcia llevan una media de desinfección diaria de entre tres y cuatro puestos vacíos. La Concejalía de Empleo, Comercio y Mercados encargada de esta limpieza de choque, calcula que son unos 30 puestos abandonados y que estas tareas se alargarán hasta finales de agosto. A pesar de que el Ayuntamiento está realizando las tareas de pulcritud de los locales abandonados, también han pedido a los comerciantes de los puestos que intensifiquen la limpieza de alrededor del medio centenar de puestos abiertos. «Hacía cuatro años que no se llevaba una limpieza de choque en el mercado y hemos aprovechado que en agosto hay menos afluencia de clientes para evitar cualquier inseguridad que se estaba dando por la proliferación de cucarachas», dice Juan Vicente Larrosa, concejal de Mercados.

Esta actuación ha sido la palanca de arranque para revisar el estado de salubridad del resto de mercados de abastos de la capital. «Hemos empezado por el de Verónicas porque es de los más utilizados y ahora estamos revisando el resto de mercados para ver si necesitan de una limpieza», indica el concejal Larrosa.