Social

Cruz Roja presta ayuda en un año a 200 prostitutas, 13 de ellas víctimas de trata

La organización humanitaria y la Consejería de Política Social abrieron hace un año un recurso residencial para mujeres explotadas sexualmente

Una voluntaria de Cruz Roja atiende una llamada telefónica. | L.O.

Una voluntaria de Cruz Roja atiende una llamada telefónica. | L.O. / europa press

Europa Press

Cruz Roja ha atendido en la Región de Murcia a alrededor de 200 mujeres en entornos de prostitución durante 2020, de las cuáles 13 mostraban claros indicios de encontrarse en situación de trata con fines de explotación sexual. Además, la organización humanitaria atendió también a los familiares a cargo de dos de ellas.

Concretamente, Cruz Roja puso a disposición de las administraciones públicas competentes todas sus capacidades en recursos humanos y materiales en la Comunidad de Murcia ante el impacto que supuso la pandemia provocada por el coronavirus, que puso en riesgo la salud y el bienestar social de las personas.

En concreto, Cruz Roja lo hizo activando el ‘Proyecto Llamamiento Cruz Roja Responde’ para dar cobertura a las necesidades que demanden y se identifiquen en las personas en situación de vulnerabilidad frente al coronavirus, según informaron fuentes de esta organización humanitaria en un comunicado.

En este marco, Cruz Roja acordó con la Dirección General de Mujer y Diversidad de Género, de la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, desde el mes de julio de 2020 a la actualidad, la apertura de un recurso de acogida residencial para mujeres y mujeres con menores en situación de vulnerabilidad social y exclusión residencial, con acceso preferente a mujeres en situación de víctima de trata y mujeres que se encontraban en contextos de prostitución/explotación sexual.

Sobre todo migrantes

Cruz Roja recuerda que la trata de personas es «una grave violación de derechos humanos que se nutre de las situaciones de vulnerabilidad de las personas para mercantilizarlas». Afecta a más de 21 millones de personas, detectándose casos en casi todos los países del mundo, «aunque se estima que sólo vemos menos del 5% de estas situaciones», añade.

La trata afecta especialmente a las personas migrantes, mayoritariamente mujeres y niñas, debido a su situación de vulnerabilidad. Estas circunstancias, unidas a otros factores que impulsan la trata, hacen que sea una realidad.