Laboral

Las inspecciones en el campo por los golpes de calor llegan con la campaña terminada

El Ministerio de Trabajo vigilará las condiciones laborales en el sector agrícola en la Región, donde se han producido varios desvanecimientos este verano por las altas temperaturas

Un jornalero bebe un refresco, durante una jornada de calor en el campo de Cartagena. | IVÁN URQUÍZAR

Un jornalero bebe un refresco, durante una jornada de calor en el campo de Cartagena. | IVÁN URQUÍZAR / alberto sánchez

Alberto Sánchez

Alberto Sánchez

El Ministerio de Trabajo y la Inspección de Trabajo han comenzado una campaña de vigilancia en el campo para evitar los riesgos por golpe de calor en las fincas agrícolas y controlar las condiciones laborales, de seguridad y de salud. El pasado martes la delegación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en Murcia se reunió con las organizaciones agrarias y otros representantes del sector para comunicar los detalles de la campaña que, en palabras de la ministra Yolanda Díaz, busca evitar «lo que vimos el año pasado con Eleazar Blandón y el sufrimiento de su familia», en referencia al jornalero que falleció en un campo de Lorca a causa de un golpe de calor tras una jornada recogiendo sandías a 40 grados.

Este verano ya se han producido varios episodios de desvanecimientos por golpes de calor en el campo, el último hace cinco días en Alhama donde un hombre de 37 años se desmayó a causa de las temperaturas y tuvo que ser ingresado en el hospital Rafael Méndez de Lorca. El problema que ven las organizaciones agrarias es que esta actuación llega tarde en la Región de Murcia, ya que la campaña fuerte del verano ya ha terminado tras la recogida de las cosechas de fruta, cítricos, melón y sandía. «Tenía que haberse dado al principio del verano», responde Alfonso Gálvez, presidente de Asaja Murcia. Ahora, en lo terrenos agrícolas están con «labores de podas y acondicionamiento, el grueso del trabajo de recolección ya ha finalizado», recuerda Santiago Martínez, de Fecoam.

Gálvez destaca que cuando hay una aviso de la Agencia Estatal de Meteorología por altas temperaturas, se envían comunicaciones y circulares a las empresas agrícolas para extremar las medidas.

Precisamente durante la reunión se comentó que de cara a la siguiente negociación colectiva entre sindicatos y patronales, se incluya en los convenios la jornada partida, para que en los días de más calor se eviten las horas centrales del día. El Ministerio de Díaz busca «prestar una atención especial a aquellos casos en los que se ponga en peligro la salud de las personas trabajadoras, que pueden estar viéndose sometidas a trabajos inasumibles, fundamentalmente si se dan las condiciones de economía irregular o en situaciones especialmente precarias». Para ello, la jefatura de la Inspección de Trabajo en Murcia también enviará cartas a todos los empresarios informando de las actuaciones.

Sobre la mesa también se expuso la necesidad de que el Gobierno central controle más la actividad de las Empresas de Trabajo Temporal para evitar los casos de explotación laboral.

Salario mínimo

La reunión también sirvió para poner puntos en común sobre la intención del Gobierno central de subir el salario mínimo interprofesional a finales de este año, algo que a ojo de las patronales no se puede asumir debido al incremento de esta cifra en los últimos dos años, «con tan poco espacio de tiempo, lo que resta competitividad al sector», señala Joaquín Gómez, de Apoexpa.

Sindicatos como Comisiones defienden por contra que los jornaleros de la Región son los peor pagados de España y se hace urgente mejorar la masa salarial de los empleados del campo.