Quejas

AUGC pide el cierre del Cenajo como centro de confinamiento de inmigrantes ilegales

La Asociación Unificada de Guardias Civiles denuncia que las llegadas de migrantes han aumentado y que vigilar el hotel supone desatender el área de Caravaca

L.O.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles, AUGC, denuncia que "la inmigración en nuestra Región tiene una tendencia a aumentar sin que se haya finalizado la construcción del nuevo CATE y el cierre del Centro de confinamiento de inmigrantes del Cenajo. A mediados del año 2021 seguimos sin solucionar los graves problemas en instalaciones del 2020".

Desde la AUGC defiendne que 2020 presentó una cifra "récord de llegada de inmigrantes irregulares a la Región de Murcia, lo cual sumado a la pandemia de la covid estresó gravemente los servicios prestados por la Fuerzas de Seguridad del Estado, Guardia Civil y Policía Nacional".

Según las cifras que maneja la Asociación, el año pasado se interceptó en la Región a 4.404 inmigrantes irregulares, "lo que supone un aumento del 204% con respecto al año anterior".

También defienden que se ha consolidado la ruta de inmigración desde las costas de Argelia, siendo de origen argelino un 98% de los inmigrantes interceptados.

"La situación de la pandemia agrava la interceptación y atención de los inmigrantes irregulares, siendo un proceso laborioso donde en primer lugar son sometidos a pruebas covid en el CATE de Policía Nacional y en el caso de hallarse algún caso positivo se confina a todos sus acompañantes en el Centro de confinamiento de inmigrantes del Cenajo de Moratalla, en este caso custodiado por la Guardia Civil", explican.

La seguridad y vigilancia del Hotel El Cenajo "recae en la Guardia Civil de la Compañía de Caravaca, de modo que cuando el número de inmigrantes es elevado se abandona la seguridad ciudadana de la comarca del Noroeste recae en manos de las diferentes Policías Locales, que también se encuentran desbordadas y desatendiendo otras cuestiones municipales".

Por todo ello, AUGC ha solicitado en diferentes ocasiones "el cierre definitivo del Centro de confinamiento de inmigrantes del Cenajo y su traslado a otra ubicación. El centro de confinamiento del Cenajo continúa abierto y no parece que vaya a ser cerrado, habiéndose renovado las órdenes de la 5ª Zona de la Guardia Civil que determinan que la vigilancia y custodia del mismo se continúe realizando por los Guardias Civiles de la 3ª Compañía de Caravaca".

Detallan que desde el lunes pasado el Centro de Confinamiento del Cenajo funciona nuevamente al 100% con un total de 90 migrantes alojados (por ser contacto estrecho con casos positivos de covid-19) y con dos patrullas de vigilancia de la Guardia Civil las 24 horas. "Nuestros compañeros están hastiados con unos turnos incansables y unas condiciones de trabajo penosas, que a buen seguro va a crear un gran malestar y situaciones de cansancio y estrés. Por otra parte, la seguridad ciudadana en la comarca del Noroeste se va a ver nuevamente mermada, al desaparecer las patrullas de la Guardia Civil y recaer nuevamente en las patrullas de la Policía Local, repitiendo la situación de 2020".

Desde AUGC advierten de que no están "dispuestos a que sean nuestros compañeros los que con turnos interminables y en malas condiciones realicen los servicios de vigilancia del centro" y han solicitado al Delegado del Gobierno que, como una medida temporal y transitoria hasta que se determine el cierre del Centro de confinamiento de inmigrantes del Cenajo, se incremente el número de vigilantes de seguridad necesarios para la vigilancia interior del recinto.