Universidades

Los alumnos de la UMU regresarán a las clases en septiembre con un metro de distancia

El Consejo de Gobierno ha aprobado los nuevos planes de contingencia de las facultades y concluye que en cuanto remita la pandemia volverá la presencialidad total

Universitarios en la plaza de la Merced de Murcia.

Universitarios en la plaza de la Merced de Murcia. / Israel Sánchez

Alberto Sánchez

Alberto Sánchez

A un metro de distancia como regla general. Los alumnos de la Universidad de Murcia regresarán el próximo 6 de septiembre a las clases con una distancia mínima de un metro entre ellos y se seguirán por tanto un modelo de enseñanza de "presencialidad adaptada". Habrá casos donde, por el espacio disponible y el reducido número de alumnos, las clases puedan acoger a todos los estudiantes de un curso y por otro lado, en los títulos con gran afluencia de estudiantes, los mismos grupos se podrán partir en dos para que parte del alumnado siga la docencia por 'streaming' en otra clase. El Consejo de Gobierno, reunido este miércoles de forma extraordinaria para analizar las nuevas recomendaciones de los ministerios de Sanidad y Universidades, ha aprobado los nuevos planes de contingencia en su versión cuatro, que marca las pautas de la docencia y las prácticas para cada facultad y título. Los representantes de la comunidad académica, por unanimidad, entienden que la distancia de un metro y las normas que se aplicarán el próximo curso "respeta" las recomendaciones de seguridad de los ministerios, aunque estas señalasen como distancia adecuada para los alumnos un metro y medio.

Los planes de contingencia están publicados en los sitios web de cada facultad, junto con la planificación académica precisa para el comienzo de este nuevo curso (guías docentes, horarios, asignación de espacios y calendarios de exámenes). Los centros también tienen planificado el uso de las aulas auxiliares que pueden emplear los docentes para que garantizar la presencialidad. Estos planes contemplan el paso a la presencialidad habitual tan pronto la situación epidemiológica la permita, señalan desde el rectorado, algo que solo será posible si sigue avanzando la campaña de vacunación y se respetan las medidas de seguridad pertinentes. Si se produjera un aumento de contagios una vez iniciado el curso, la Universidad de Murcia ya ha demostrado su capacidad de adaptación a las circunstancias sobrevenidas y se introducirían, de ser preciso, los cambios necesarios para que la docencia se mantenga con la calidad y excelencia necesaria en el ambiente de trabajo más seguro posible.

El Consejo entiende que el proceso de vacunación va a avanzar a lo largo del mes de agosto entre la población joven aunque todavía no se haya comenzado con la inmunización de las personas de 18 a 19 años. Durante la reunión que mantuvieron las universidades con el Comité Covid de la Comunidad el lunes pasado se señaló que hasta ese momento ya estaban vacunados 4.400 estudiantes universitarios. Esperan también desde la Universidad que la situación epidemiológica cambie las próximas semanas y que en septiembre la tasa de incidencia de rebaje. "Si hubiera un aumento de casos y nos obligara a revisar nuestro modelo de docencia, estamos preparados para adaptarnos a futuros cambios", señalan desde la Universidad.

La Universidad Politécnica de Cartagena, por su lado, mantiene la intención de regresar a la presencialidad total a partir de septiembre dado el menor número de alumnos en la institución. También tiene elaborados los protocolos para cada una de las siete escuelas, aunque estarán pendientes de las recomendaciones que lleven a cabo desde las administraciones públicas.