Protesta

"Si quitan el tren, habrá 3.000 coches más en la autovía de Lorca a Murcia"

La Plataforma Unitaria en Defensa de las Cercanías organiza protestas, mañana en Totana y la semana que viene en Lorca, para pedir al Ministerio de Transportes que no suspenda el servicio ferroviario por las obras del AVE

Reunión de la nueva plataforma con colectivos de Totana y Librilla, la semana pasada. | L.O.

Reunión de la nueva plataforma con colectivos de Totana y Librilla, la semana pasada. | L.O. / ana lucas

Ana Lucas

Ana Lucas

Antonio del Campo, uno de los portavoces de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril de la Región de Murcia y de la recientemente constituida Plataforma Unitaria en Defensa de las Cercanías y de la Conexión Ferroviaria entre Murcia y Albacete, explicó ayer a LA OPINIÓN que, si se suspenden líneas y servicios por las obras del AVE y del Corredor Mediterráneo en la comunidad murciana, «habrá 3.000 coches más en la autovía de Lorca a Murcia».

Desde su punto de vista, los planes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de cortar el tráfico ferroviario mientras duren los trabajos de la Alta Velocidad obligarán a los ciudadanos a «coger su coche particular o tener que irse al autobús», un servicio este más lento.

Del Campo precisó que, desde su plataforma, «aceptaríamos cortes puntuales» mientras duren las obras. Además, puso en duda que la suspensión del servicio sea solo los tres años que ha apuntado el Ministerio y remarcó que «sabemos que pueden ser perfectamente ocho años o más».

En este sentido, recordó que «hace cinco años pretendieron cortar la línea de Albatera a Mucia, por lo mismo», y que finalmente las protestas vecinales consiguieron parar esta idea.

Del Campo insiste en la importancia de que «Adif haga las obras en paralelo al mantenimiento del servicio ferroviario».

De ahí que vayan a salir a la calle, mañana en la estación de Totana y la semana que viene en la Ciudad del Sol. El fin, defender la línea ferroviaria Murcia-Águilas y el mantenimiento de los servicios de las líneas de Cercanías, que Adif tiene previsto suprimir por los citados trabajos.

El alcalde de Totana, Juan José Cánovas, animó a los vecinos a ir a las movilizaciones ciudadanas, las cuales pueden conseguir que no se restrinjan «servicios y derechos públicos». Recordó, al igual que Antonio del Campo ayer a este periódico, que la estación de ferrocarril es un referente, pues gracias a la «lucha del pueblo» a principios de la década de los 80, se mantuvo abierta.

«Lo que más nos preocupa es que se haya hecho ese cambio con nocturnidad y alevosía, sin comunicárselo a ninguna Administración», resaltó ayer el portavoz de la Plataforma Unitaria.

El servicio de Cercanías mueve a 1,2 millones de viajeros al año y atiende a los municipios de Murcia, Alcantarilla, Librilla, Alhama, Totana, Lorca, Puerto Lumbreras, Águilas y Pulpí, en la vecina provincia de Almería.

Lorca quiere que el corte en la línea sea «el mínimo posible» aunque lo ve difícil

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, del PSOE, pidió ayer que el corte del tráfico ferroviario en la línea de Cercanías entre Murcia y Águilas por las obras de construcción del Ave sea «el mínimo posible».

El regidor dijo que el Ayuntamiento quiere «que se busquen alternativas» a la interrupción del tráfico de trenes, pero ha reconocido que hay «dificultades técnicas» para conseguirlo.

Entre ellas se ha referido a las que lleva aparejadas el soterramiento del Ave a su caso por el casco urbano, ya que la nueva plataforma del tren discurrirá por el mismo trazado que la actual.

También ha aludido a la oposición de los vecinos de la pedanía de Tercia a la construcción de una segunda vía provisional en el tramo La Hoya-Lorca mientras duren las obras, porque obligaría a la expropiación de al menos seis viviendas y porque interrumpiría el tráfico rodado 24 meses.

En Murcia, por otro lado, el PP exige al PSOE que las obras de soterramiento y del Corredor Mediterráneo «sean compatibles con el mantenimiento de esta línea de tren, cuya supresión multiplicaría el uso del vehículo privado».