Agua

El Consejo de Ministros aprueba el temido cambio en las reglas del Trasvase

El Gobierno central da luz verde al real decreto por el que se reduce de 38 a 27 hm3 los envíos de agua cuando los embalses de Entrepeñas y Buendía se encuentren en nivel 2

Trasvase Tajo-Segura

Trasvase Tajo-Segura / EFE

A.S. / EFE / E.P.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde este martes al cambio en las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura a petición del Ministerio para la Transición Ecológica para reducir en 11 hm³, de los actuales 38 hm³ a 27 hm³, el trasvase máximo mensual de agua en nivel 2 del Tajo al Levante. El proyecto 'Real Decreto por el que se modifica el Real Decreto 773/2014, de 12 de septiembre, por el que se aprueban diversas normas reguladoras de trasvase por el acueducto Tajo-Segura' contempla rebajar, siempre que existan condiciones hidrológicas excepcionales, los envíos de agua a la cuenca del Segura en el nivel 2, pasando de 38 hectómetros cúbicos a 27. De estos, el regadío se quedaría con 19,5 hm3 y perdería nueve, mientras que las aportaciones destinadas al consumo humano se quedarían en 7,5 hm3.

Esta medida supondrá, en base la estadística del comportamiento de la reserva del agua en la cabecera del río, un recorte anual de entre 13 hm3 y 60 hm3 que son, estos últimos, los hectómetros cúbicos de agua que no hubieran venido en el último año, en el que durante cinco meses consecutivos el Ministerio para la Transición Ecológica ha trasvasado el caudal máximo mensual hasta este mismo mes de julio. Los técnicos ya han advertido, en este sentido, de que a partir de agosto la situación del trasvase volverá a nivel 3, por lo que según las reglas de explotación actuales y futuras -este aspecto no cambia-, el trasvase mensual será de hasta 20 hm3 previo informe y según determine la vicepresidenta Ribera. 

De esta forma, el Ministerio saca adelante uno de los proyectos que más polémica y controversia ha generado entre los regantes y los gobiernos autonómicos de la Región de Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía. De nada han servido las protestas en el Levante y en Madrid de los agricultores contra este cambios de las reglas de uso del acueducto y al que se le sumará los futuros recortes en los envíos de agua cuando se aprueben los nuevos caudales ecológicos del Tajo que reflejan el plan hidrológico de esta cuenca hasta 2027.

Esta decisión atiende, según una nota del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Democráfico (Miteco), al dictamen científico-técnico del Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (CEDEX) y cuenta con el aval de la Comisión Central de Explotación del Trasvase y del Consejo Nacional de Agua, que también han aprobado una actualización de las tarifas de aprovechamiento del trasvase. Según lo acordado, la cantidad mensual trasvasable se establecerá en función de las existencias conjuntas de los embalses de Entrepeñas y Buendía a comienzos de cada mes, con un máximo anual total de 650 hm3 en cada año hidrológico (600 hm3 para el Segura y 50 hm3 para el Guadiana) y de acuerdo con los niveles establecidos.

Desde el Miteco han explicado que "la principal modificación" afecta al nivel 2 (normalidad hídrica), que hasta ahora fijaba en 38 hm3/mes el posible aporte de agua desde la cabecera del Tajo en condiciones establecidas, y a partir de ahora, el desembalse será de 27 hm3/m, lo que "favorecerá una mayor estabilidad para todas las cuencas, tanto cedentes como receptoras". En el caso de las cedentes se verán beneficiadas porque "los embalses de Entrepeñas y Buendía dispondrán durante más tiempo de mayor volumen de agua almacenada", mientras que las receptoras, "al racionar el agua que reciben al mes mantendrán un flujo constante más tiempo y sin interrupciones", según fuentes ministeriales, que inciden en que permitirá una mejor planificación para el riego.

Para el Miteco, este acuerdo busca "adaptar una infraestructura crítica para el abastecimiento de tres millones de personas en Castilla-La Mancha, Murcia y Albacete a la realidad ineludible del cambio climático, de la alteración de los patrones de lluvias y, en suma, de una menor disponibilidad de agua". Con vistas a contrarrestar este escenario, Transición Ecológica trabaja en alternativas, duplicando la capacidad de generar agua desalada para usos agrícolas, la interconexión del sistema de desaladoras en una red conjunta de todo el Levante con mayor capacidad operativa, y en un plan de apoyo a las energías renovables para rebajar el precio del agua desalada.

Nuevas tarifas para el acueducto

Junto a la modificación de la regla de explotación del trasvase Tajo-Segura, también se han aprobado las nuevas tarifas para el aprovechamiento del acuedcuto. El objetivo de las tarifas es recuperar los costes anuales de explotación, funcionamiento y conservación, así como la recuperación de las amortizaciones de las inversiones realizadas por el Estado. Su cálculo y elaboración se realiza según el procedimiento reglado, y deben liquidarse anualmente a los usuarios del trasvase.

El Gobierno autonómica considera que se trata de un paso más para "castigar a la Región"

El Ejecutivo de Murcia ha lamentado este martes "que el Gobierno de España haya sido incapaz de rectificar sus pretensiones y haya aprobado el cambio en las reglas de explotación del Trasvase Tajo-Segura reduciendo el volumen trasvasable en nivel 2 de los actuales 38 hectómetros cúbicos de agua a 27 hectómetros cúbicos".

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, ha explicado que "el Consejo de Ministros aprueba por decreto una nueva reducción del Trasvase Tajo-Segura, que supondrá el recorte de, por lo menos, 14 hectómetros cúbicos al año, lo que es un paso más en la estrategia del Gobierno de Sánchez para castigar a la Región de Murcia y al Levante".

"Una decisión que, además de injusta e incomprensible, llega en un momento inadecuado ya que no es lógico que se tomen este tipo de decisiones mientras se están tramitando los planes de cuenca que actualizaran los datos de la situación hídrica, adaptándolos a la realidad, y no que se hayan tomado parámetros desfasados para justificar una decisión política", añadió el consejero.

"Los consumidores y regantes de la Región de Murcia necesitan herramientas y certidumbre en su día a día, para poder vivir y trabajar con tranquilidad, pero lo único que reciben por parte del Gobierno de España son continuas decisiones que merman el Trasvase Tajo-Segura, atentando contra el desarrollo económico, social y medioambiental del Levante español", ha señalado.