Universidades

Consenso en la cúpula de la UMU para apartar las luchas políticas por Juan de la Cierva de la Universidad

Algunos miembros del Consejo de Gobierno de la institución han criticado la actitud "pasiva" de la universidad en el debate sobre la implicación del inventor murciano en el golpe de estado de 1936

Dos estudiantes entran al campus de La Merced de la UMU, en Murcia.

Dos estudiantes entran al campus de La Merced de la UMU, en Murcia. / Israel Sánchez

Alberto Sánchez

Alberto Sánchez

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Murcia ha tenido este lunes un debate intenso y no a raíz de aspectos internos de la institución sino por la figura del ingeniero murciano Juan de la Cierva y su posible implicación en el golpe de estado franquista de 1936. El rector de la UMU, José Luján, ha detallado al comienzo del encuentro telemático cómo se llevó a cabo el procedimiento por el que la Consejería de Fomento quería encargar un informe científico favorable al catedrático de Historia Moderna, Francisco Javier Guillamón, un trabajo en el que Luján señala que solo actuó de intermediario para darle traslado al profesor de la Facultad de Letras de la petición del departamento del Gobierno regional. En el apartado de ruegos y preguntas, varios miembros del Consejo de Gobierno han mostrado sus discrepancias sobre cómo se llevó a cabo ese procedimiento y, en su mayoría, los participantes han apostado por apartar las luchas políticas sobre el inventor murciano de la institución académica y su trabajo.

La libertad de cátedra también fue defendida por la cúpula de la UMU, señalan fuentes presentes en la reunión, y desde el rectorado subrayaron que la UMU no tiene una postura oficial sobre la implicación de De la Cierva en el alzamiento del dictador Francisco Franco. Los miembros del Consejo, en su mayoría, reflejaron que cada investigador de la institución tiene libertad y competencias dentro de su área de conocimiento para elaborar un informe científico por cuenta propia o si así lo reclama una institución ajena a la UMU. El discurso más contundente contra el rector, y no solo por el encargo del informe sino por su apoyo a la figura del ingeniero murciano en el discurso del acto de Santo Tomás de Aquino, lo pronunció Marta Latorre, profesora del departamento de Sociología de la UMU, quien se mostró crítica con las palabras de Luján pronunciadas a finales de junio y quien preguntó si para el encargo de dicho informe había existido un contrato o una autorización del departamento correspondiente o del rector, a lo que Luján respondió que no constaba ambas cosas.

La misma representante del grupo de personal docente e investigador en el Consejo propuso impulsar una beca de investigación propia para analizar en el Archivo del Ducado de Alba en Madrid la actividad del inventor del autogiro, como así lo demandaron los firmantes del comunicado 'Cierva, NO', al cual se han sumado 250 personas. En general, insisten distintas fuentes consultadas, el Consejo se ha posicionado a favor de apartar cualquier debate político que se pueda producir sobre este asunto para no implicar a la UMU como institución académica. La polémica solo se ha debatido entre los representantes del rectorado, facultades, departamentos o personal laboral y estudiantes sin que se haya llevado a cabo ninguna votación.

A la espera de ver cómo se inicia el curso

Más allá de este debate, el Consejo también está a la espera de determinar qué modelo de enseñanza implantará para comenzar el curso a partir de septiembre, una modalidad que previsiblemente no se podrá decidir antes de agosto ya que se está a la espera de ver cómo evoluciona la situación epidemiológica en España. El próximo miércoles el Consejo se volverá a reunir para estudiar las nuevas recomendaciones enviadas por el Ministerio de Sanidad, que sitúa a la Región en un nivel 3 en el contexto de la pandemia e implica fuertes restricciones para atajar los contagios. Estas recomendaciones señalan que la docencia el próximo curso estaría condicionada por la distancia entre los alumnos, de un metro y medio. Es decir, sería retomar las mismas condiciones que estaban vigentes durante el curso 2020/2021. Por tanto, el Consejo todavía no ha aprobado los nuevos planes de contingencia en su versión 4, y que implicaba apostar por una presencialidad segura donde la distancia entre alumnos se reduciría a un metro.

La evolución de la campaña de vacunación tranquiliza un poco en el seno de la UMU ya que de momento la mitad de los estudiantes de grado, todos los de máster y también doctorado podrían estar vacunados a lo largo de las próximas semanas o de al menos una dosis. El problema se encuentra en la franja de edad de 12 a 19 años, que todavía no ha comenzado en la Región y como ha anunciado el presidente Fernando López Miras este lunes, no hay una fecha fijada todavía para ello.

'Matrícula condicionada'

Entre los acuerdos alcanzados en el Consejo de la UMU está el de la 'matrícula condicionada', que permitirá que los estudiantes de grado se matriculen en un máster aunque no hayan superado todavía el Trabajo Fin de Grado y hasta un máximo de nueve créditos. Esta matriculación se podrá a llevar a cabo durante la fase extraordinaria para el curso 2021/2022, pero en ningún caso el alumno podrá́ obtener el título de máster si previamente no ha aprobado en la convocatoria de enero los créditos restantes para titular en el grado correspondiente. La propuesta ha partido conjuntamente entre el rectorado y el Consejo de Estudiantes de la UMU: "Nos alegra haber podido trasladar este debate y, con esfuerzo, lograr acuerdos en las mesas de negociación mantenidas con el equipo rectoral que repercutan en el beneficio de todo el conjunto del estudiantado de la UMU", señala el presidente del CEUM, Amal Conesa.