La salida del secretario de Estado de Transportes, Pedro Saura, demuestra que «la Región de Murcia no cuenta para Pedro Sánchez ni para el PSOE», sostuvo ayer la portavoz regional del PP, Miriam Guardiola.

El PP interpreta que el presidente del Gobierno de España ha dado «por perdida a la Región al no incorporar en su Ejecutivo ni a un ministro ni a un secretario de Estado», lo que «evidencia que la Comunidad seguirá con el castigo permanente del Gobierno socialista al dejarnos a la cola del país, tanto en infraestructuras como en reparto de fondos».

Según Guardiola, «Saura quedará para la historia como el secretario de Estado que menos ha aportado a las infraestructuras regionales», lo que refleja que «un socialista murciano en Madrid ni aporta ni suma, sino que es un obstáculo para el crecimiento».

De hecho, tal y como ha subrayado la popular, «desde que Saura es secretario de Estado se esperan las mismas infraestructuras porque no ha habido avances en el AVE, en el Corredor Mediterráneo, ni en ninguna de las infraestructuras de transportes claves».

Este relevo, a juicio de Guardiola, deja patente que «el PSOE está ninguneando a Diego Conesa, que cada vez tiene menos peso por sus meteduras de pata y es menos escuchado por Sánchez».

Frente a esto, Guardiola ha asegurado que «cada vez está más claro» que la única alternativa al Gobierno socialista es el PP y Pablo Casado, al que «sí le importan los verdaderos problemas de la Región y es el único que defiende, sin cortapisas, los intereses de esta tierra», como la defensa del Trasvase Tajo-Segura, las infraestructuras o la infrafinanciación, aseguró.