La Región de Murcia necesita tres grandes terminales para cumplir con el objetivo de la UE de que un 30 por ciento del transporte de mercancías se realice por ferrocarril. Ésta es una de las conclusiones más evidentes de un estudio, el 'Ferrmed Study of Traffic and Modal Swift Optimization in the UE', presentado este miércoles por la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem) y el lobby multisectorial. El estudio analiza las acciones que se deben desarrollar en el Sector Sur del Corredor Mediterráneo, que es el que afecta a la Región de Murcia. Al acto de presentación de los resultados provisionales asistieron el presidente de Ferrmed, Joan Amorós, y el de la FREEM, Alfonso Hernández, entre otros representantes del sector empresarial y agrario.

El estudio inconcluso incluye a diversos sectores productivos vinculados al uso del Corredor, que están aportando mucha información sobre los tráficos existentes y de los nodos logísticos, de manera que se pretende ofrecer un completo análisis socioecon ómico y medioambiental. Para Croem y Ferrmed, este contraste de puntos de vista, servirá para consensuar acciones más definitivas con un aval empresarial.

“Es un estudio que nunca antes se ha hecho en Europa”, aseguró Joan Amorós, que precisó que se ha analizado y se va a analizar, en secciones de 50 kilómetros, todo el tráfico por carretera, ferroviario y vías navegables de toda la UE. .También se están analizado las terminales europeas más importantes, unas 1.300, de las cuales más de 600 ya han sido abordadas. Este análisis de las terminales se está haciendo por países, “el de España está prácticamente terminado”, indicó Amorós que explicó que ahora lo que se está haciendo es “consensuar las propuestas con el mundo empresarial porque lo que pretendemos es que este informe llegue a las instituciones (Parlamento Europeo, Congreso de los Diputados) con el aval empresarial de toda Europa, para que sea indiscutible”. Esta previsto que este estudio finalice en mayo de 2022 ya que todavía quedan aspectos medioambientales, socioeconómicos, y las posibilidades de inversión público privada o lo que se puede financiar con fondos europeos, entre otras cuestiones.

El avance se presentó en una de las salas de la sede de Croem en Murcia Juan Carlos Caval

En concreto, la reunión que tuvo lugar este miércoles en la sede de la Croem ha servido para presentar a los empresarios murcianos la propuesta de Ferrmed sobre el número de terminales que hacen falta en la Región. Según la Ferrmed el tráfico que hay en la Región es del orden de 140.000 toneladas al día. “De esto, hay que pasar el 30 por ciento al ferrocarril, pero, ¿cómo hacemos esto cuando la media española actual de transporte ferroviario se sitúa en el 4 %?”, se preguntó Amorós que respondió que además del Puerto de Cartagena, “necesitamos dos grandes terminales más en la Región de Murcia”. Una de ellas, según el presidente de Ferrmed, debería estar en la ciudad de Murcia, “que podría ser la actual estación de Murcia de mercancias o moverla hacia donde esté la ZAL, y necesitamos otra gran terminal en la zona fronteriza entre Murcia y Almería, sobre Almendricos-Pulpí.”. Amorós considera que esta frontera es una zona estratégica porque allí pretenden que haya una nueva línea que convertiría ese espacio en un lugar de confluencia con Andalucía.

Para Ferrmed, estas terminales deberán tener una capacidad considerable. Como ejemplo, Joan Amorós precisó que la terminal Almendricos-Pulpí debería alcanzar las 15 hectáreas, “sin esta capacidad no podemos poner las vías que hacen falta; para los contenedores serían cuatro vías y para el paso de los tráilers al ferrocarril, otras cuatro vías”. También dijo que se requiere una nueva terminal en Almería, en Níjar y probablemente otra en El Ejido, así como otras en Granada.

Esta previsto que en las próximas semanas se reproduzca la reunión de Ferrmed sobre este estudio en Tarragona, Valencia, Zaragoza, País Vasco, Madrid, para después viajar hasta a algunas de las principales urbes de Francia.