En primavera, la ampliación de la moratoria antidesahucios daba un respiro a miles de familias murcianas, aunque desde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) de la Región ya avisaban entonces de que sería «temporal». En abril, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba en el Congreso, la ampliación de la moratoria de alquiler y la suspensión de desahucios para colectivos vulnerables, medidas que vencían el 9 de mayo con el fin del estado de alarma, y se prorrogaron tres meses. Por tanto, acaban en breve: el próximo 9 de agosto.

Paco Morote, activista y portavoz de la PAH, explicó ayer a LA OPINIÓN que, pese a la moratoria, en el primer trimestre de 2021 « hemos tenido casi los mismos desahucios que siempre», con especial atención en el «casi».

La PAH protesta ante el fin de la prórroga antidesahucios Eva Moya

En este sentido, detalló que «en Murcia han sido 592 desahucios en primer trimestre de 2021». A juicio de Morote, «aquí hay algo que está fallando», dado que «siendo la legislación más protectora que ha habido nunca, el numero de desalojos sale casi como siempre». Desde su punto de vista, esto se debe a que «a pesar de que las medidas son buenas, hay jueces que las ignoran de forma consciente». «Pedimos a la judicatura que respete la ley», resalta.

El activista denuncia que en la comunidad murciana hay «con toda certeza, varios miles de familias en situación de vulnerabilidad» que se quedarán en la calle si no hay una nueva prórroga.

En la calle, literalmente, «porque la Comunidad Autónoma no dispone de un parque público de viviendas para un realojo», hace hincapié Morote.

El portavoz de la PAH tiene claro que «si nos se prorrogan las medidas, vamos a tener un septiembre absolutamente sangriento en esta materia». «Estamos muy preocupados por el tsunami de desahucios que puede venir si esto no se arregla», lamenta.

La remodelación del Ejecutivo central afecta, ya que «nos preocupa que los cambios en el Ministerio incluyan cambios en los equipos que demoren la prolongación de la norma». 

Miembros de la PAH de Murcia se concentraban ayer por la mañana en la puerta de la Delegación del Gobierno en Murcia para protestar ante el hecho de que «si no se remedia, en unos días caducarán las medidas extraordinarias de protección frente a los desahucios aprobadas por el Gobierno de España el pasado mes de diciembre, tras arduas luchas y campañas de la PAH». «Con estas medidas en vigor, en el primer trimestre de este año 2021, se ejecutaron en España 11.961 desahucios», lamentaron. Se convocaron protestas similares en el resto del país.

 El consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, considera que «no es oportuno ni conveniente que el Gobierno de Pedro Sánchez quite de golpe la moratoria porque supone eliminar esa red de protección» para las familias que estén en riesgo de perder su hogar como consecuencia del impacto de la pandemia en sus economías, indica la Comunidad. 

A su juicio, la medida «no se debería eliminar abruptamente sino de manera escalonada o paulatina, o por lo menos tener una alternativa». «Si no lo hace el Gobierno central desde el Ejecutivo regional pondremos todos los medios para intentar que esa red de protección no desaparezca de golpe», manifestó.

 El consejero hizo estas declaraciones antes de un encuentro con representantes de las entidades colaboradoras del Servicio de Mediación de la Vivienda, para «calibrar la actividad de asesoramiento que estamos llevando con las familias que se encuentran en una situación económica complicada con el fin de evitar la pérdida de su hogar». 

Además, indicó que ante un escenario que se prevé que empeore, «tenemos que prevenir».