El 'Eid al-Adha', la Fiesta del Sacrificio, ya tiene fecha: mañana. La Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes (ATIM) recuerda que "esta festividad se celebra desde la era del profeta Abraham, padre de las tres religiones: cristina, judía y musulmana", así como que "los musulmanes siguen celebrando dicha festividad que termina con el décimo día de la peregrinación a La Meca".

Apunta ATIM que "como fiesta mayor celebración dentro del año musulmán, la Fiesta del Sacrificio del Cordero es un momento para para reivindicar como organización. Y, en ese sentido, nuestra primera demanda no puede ser otra que la de pedir la aplicación de la Ley 26/1992 en lo que afecta a la celebración de las festividades religiosas".

"Un acuerdo, firmado por el estado español y representantes musulmanes de este país, que conlleva el reconocimiento de que los musulmanes tienen derecho a que se reconozcan las fiestas musulmanas institucionalmente y formen parte de los convenios laborales. Especialmente nuestras festividades más importantes: la fiesta del fin de Ramadán y la fiesta del Sacrificio del Cordero", destacan.

Por culpa del coronavirus, lamentan, "no vamos a poder celebrarlo como habitualmente lo hacemos los musulmanes", pues la pandemia "nos impide reunirnos con nuestros seres queridos y debemos aceptar esa coyuntura". "Por eso hacemos un llamamiento a la comunidad musulmana para que evite las aglomeraciones y siga respetando las normativas en vigor, tanto a nivel estatal, como autonómico y local", solicitan desde ATIM.

"Esta situación nos afecta, nos implica y nos perjudica a todos. Respetar las normas implica ser solidario con los que nos rodean. Es una responsabilidad que nos vincula a todos y de la que, de una manera especial, os queremos hacer partícipes en esta festividad. Estamos seguros de que saldremos adelante si somos responsables y respaldemos con nuestra actitud las normas sanitarias", hacen hincapié.