Los españoles tienen una falsa percepción de radicalismo ideológico en partidos y personas con un ideario político contrario. Así se desprende del último estudio de ámbito nacional elaborado por el Centro de Estudios Murciano de Opinión Pública (Cemop). Según los datos que maneja, tras haber encuestado a 1.236 ciudadanos de todas las autonomías (597 mujeres y 639 hombres) de diferentes franjas de edad, los electores del PSOE (0,73) y de Unidas Podemos (0,78) tienen mayor sensación de que existe una radicalización ideológica en quienes votan distinto a ellos. Además, los votantes observan un nivel de enfrentamiento y distanciamiento mayor del que realmente existente.

La encuesta revela que los votantes de izquierdas perciben a los del PP y Vox en posiciones más extremas de las que ocupan, mientras que sucede lo contrario con la percepción que tiene el electorado de derechas sobre las posiciones de los votantes del PSOE y Unidas Podemos.

Además, según los datos que maneja el Cemop, existe una "brecha de percepción, una falsa polarización", que es mayor entre los votantes de las formaciones de izquierda, en especial entre los de Unidas Podemos.

Según el Cemop, desde la moción de censura de Mariano Rajoy en 2018, la polarización efectiva, es decir la tendencia de las personas que simpatizan con partidos a percibir negativamente a los partidarios del otro bloque y positivamente a los que les son afines ideológicamente, ha crecido hasta convertir a España en uno de los países más polarizados afectivamente. "Esta hostilidad ha crecido hasta alcanzar niveles cercanos a la intolerancia", señalan.  

Preguntados sobre la situación en la que se encuentra la política española, casi el 70% de los encuestados respondieron que es mala o muy mala. Además, el 80% cree que el nivel de crispación y enfrentamiento político es mayor que hace cuatro años, a lo que el 45% no sabe achacar a un motivo en concreto, mientras que el 23% cree que es por la falta de acuerdo entre los partidos y el 15,5% considera que se debe a la crisis sanitaria derivada de la covid-19.

Afinidad con partidos del mismo bloque ideológico

En los últimos años ha aumentado la afinidad de los votantes con los partidos de un mismo bloque ideológico, mientras que las diferencias con las formaciones de distinto signo han aumentado. Además, los electores de partidos de ámbito estatal muestran menos simpatía por los partidos nacionalistas que por formaciones que pudieran ser adversarios ideológicos. 

El partido político que despierta mayor adhesión entre sus propios electores es ERC, mientras que los votantes de Ciudadanos son quienes siento menor afectividad hacia su propio partido.

Por otro lado, los ciudadanos tienen sentimientos más cercanos al rechazo o la antipatía hacia los partidos, pero sobre todo hacia quienes los lideran. No obstante, el PSOE es la formación que mayor sentimiento de adhesión genera, sean o no votantes suyos, con un 3,89 sobre 10, siendo 10 el máximo. A este le siguen el Partido Popular (3,37), Unidas Podemos (2,78), Cs (2,73), PNV (2,61) y Vox (2,24).

Asimismo, el líder político que mayor puntuación ha obtenido en la encuesta es Pedro Sánchez, con un 3,54. Le siguen Pablo Casado (2,97), Inés Arrimadas (2,89), Pablo Iglesias (2,37) y Santiago Abascal (2,30).

Cabe destacar que el electorado propio de cada formación siente más simpatía por el partido que por su líder en términos generales, pero en mayor proporción en el caso de Unidas Podemos y del Partido Popular. Además, desde el organismo subrayan que entre los encuestados se produce un menor rechazo en votantes del PP hacia Santiago Abascal y en los electores de Unidas Podemos hacia Pedro Sánchez.

Según el Cemop, las personas mayores y las mujeres son los grupos de población en los que más polarización afectiva se aprecia. Desde el organismo destacan lo notable de la situación que se da entre los mayores ya que son a su vez quienes menos usan los medios digitales y las redes sociales.

Por su parte, las mujeres presentan "mayores niveles de animadversión hacia los que piensan política o ideológicamente diferente a ellas".

Asimismo, el tema que más polarización afectiva suscita entre los votantes es la cuestión de género.

Los votantes de Unidas Podemos y Vox, los que más rechazo muestran a la ideología contraria

El estudia detaca que los votantes de Unidas Podemos y Vox son los electores que más rechazo muestran hacia sus rivales ideológicos, los que más lo sufren de los demás y los que más simpatía sienten por su propio partido.

Por otro lado, los votantes de ambas formaciones son más reacios a que sus hijos tengan una pareja de ideología abiertamente contraria a la suya, a contratar a una persona de ideas distintas o a tener amigos con una ideología abiertamente diferente. Aún así, la media de las respuestas que dieron los encuestados sobre la confianza que le inspiraban personas con un signo ideológico diferente fue de 5,45 sobre 10. 

El Cemop concluye que los efectos del discurso populista generan mayor polarización entre los ciudadanos españoles, así como una mayor desconfianza. Asimismo, afirma que "los votantes de partidos de ámbito nacional más polarizados afectivamente son los que votan a Unidas Podemos y Vox".