La exalcaldesa de Molina de Segura, Esther Clavero, ha solicitado al PSOE que le devuelvan la militancia en un recurso de amparo a la Comisión Federal de Ética y Garantías de la formación después de conocerse que la Fiscalía resolvió el mes pasado que no hay indicios para calificar ningún hecho punible en su vacunación.

Clavero dimitió a principios de año como regidora del municipio molinense tras conocerse que se vacunó antes de que le tocara, aunque ella siempre ha defendido que lo hizo porque la llamaron desde su centro de salud al ser paciente de riesgo «y estar altamente expuesta». Días antes de su salida, el Partido Socialista regional la suspendía de militancia. «El PSOE seguirá siendo ejemplar y tomando medidas con aquellos compañeros que hayan utilizado su cargo público para aprovecharse y saltarse los protocolos de la campaña de vacunación», advertía Diego Conesa.

Clavero recurrió la decisión en el mes de febrero y, cuatro meses después, denuncia que nunca obtuvo respuesta del instructor que lleva su caso, que en ningún momento se ha puesto en contacto con ella en todo este proceso. «El expediente debiera de estar archivado en todos su términos y dejado sin efecto las medidas cautelares adoptadas», reclama, ya que la falta de comunicación que ha sufrido viola el propio reglamento federal del PSOE.

No obstante, y tras el archivo por parte de la Fiscalía de las diligencias de investigación contra ella y el concejal del Ayuntamiento de Murcia Felipe Coello, la exalcaldesa pide al partido el archivo de las actuaciones y la devolución de la militancia, ya que «debe de prevalecer el orden de jerarquía aplicable en nuestro ordenamiento jurídico».

Asimismo, recuerda que está prevista la celebración de una Asamblea en fechas próximas en la que el nuevo alcalde de Molina, Eliseo García, será elegido previsiblemente secretario general de los socialistas molinenses. «La no resolución del expediente de referencia por parte de los órganos del partido me generan una manifiesta vulneración del derecho de participación política en dicha asamblea, por lo que, siguiendo las directrices de la Fiscalía, debe de resolverse positivamente lo solicitado, con el archivo de las actuaciones y la devolución de mi condición de Secretaria General», exige en su escrito.

Segunda que pide volver

Esther Clavero es la segunda dirigente que pide recuperar su carné de militante después de haber sido expulsada. Ana Belén Castejón, vicealcaldesa de Cartagena, contó a esta Redacción que sigue considerándose socialista, afirmando que «nadie resta, todos sumamos y algo podemos aportar».