El temor a una posible armonización fiscal que se traduzca en un aumento de los tributos de la Comunidad ha provocado un repunte del 45 por ciento en las donaciones de los contribuyentes de la Región durante el primer trimestre del año, según informó ayer el consejero de Economía, Hacienda y Administración Digital, Javier Celdrán. Entre enero y marzo las familias que han transmitido bienes a sus descendientes se han ahorrado 54,5 millones de euros.

Los datos recogidos por la Consejería de Hacienda a través de la Agencia Tributaria de la Región reflejan que, en términos absolutos, se ha pasado de las 2.827 donaciones del primer trimestre de 2020 a las 4.112 este año, es decir, 1.285 más. Los datos se refieren a los grupos con derecho a la bonificación del 99 por ciento, entre los que destacan especialmente las donaciones realizadas de padres a hijos.

En consonancia, también se han incrementado los importes de las bonificaciones. Si en el primer trimestre de 2020 los ciudadanos ahorraron 23,6 millones de euros gracias a la reducción íntegra aplicada por la Comunidad en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, esa cifra llegó en el mismo periodo de 2021 hasta los 54,5 millones de euros. Por tanto, se trata de una subida de 30,9 millones de euros, según destacó Javier Celdrán en un comunicado.

El consejero atribuye este incremento en las donaciones al «temor de los ciudadanos ante la armonización fiscal que puede llevar a cabo el Gobierno central, que acabaría con la bonificación del 99 por ciento que la Comunidad mantiene vigente en el impuesto de Sucesiones y Donaciones desde 2018».

Celdrán afirmó que está «totalmente en contra de que se elimine la autonomía fiscal de las comunidades, y más cuando esa medida se deriva de un chantaje de los nacionalistas que amenaza al millón y medio de habitantes de la Región. Desde el Gobierno regional seguiremos apostando por una fiscalidad baja porque, como nos ha demostrado la experiencia, es la manera de dinamizar la economía, estimulando el crecimiento económico, la creación de empleo y el desarrollo social».

El consejero sostiene que las cifras de los primeros cinco meses de 2021 ponen de manifiesto un incremento incluso superior, con un 113 por ciento más de bonificaciones íntegras y 45,1 millones más de ahorro. Sin embargo, precisó que «este contraste con los primeros cinco meses de 2020 incluye dos meses (abril y mayo) en los que la pandemia y el consiguiente confinamiento limitaron la realización de estos trámites tributarios, por lo que el primer trimestre ofrece una mejor referencia».

Los expertos que han participado en los estudios sobre la fiscalidad en las comunidades autónomas consideran excesivas las diferencias existentes en impuestos como Sucesiones y Donaciones en este momento y apuestan por reducir la disparidad y reformar el sistema de financiación autonómica para evitar la desigualdad que genera el actual reparto.