Los procedimientos judiciales por malos tratos se incrementaron entre un 15% y un 20% en el año 2020 debido al confinamiento. Así se refleja en la Memoria de la Fiscalía 2020. El fiscal superior de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, ha entregado la Memoria de la Fiscalía al presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo.

Según ha dicho, tras reunirse con el presidente del parlamento regional, también se ha producido un aumento semejante en otra figura delictiva como el incumplimiento de las medidas contra la Covid-19. Es el caso de la prohibición de salir de los domicilios o el no llevar mascarillas. "Eso ha generado más actuación policial y se ha visto reflejado en un aumento en los delitos relacionados con resistencias y desobediencias a los agentes de la autoridad", ha expuesto.

Díaz Manzanera ha señalado que durante el 2020 también se ha percibido un descenso en las incoaciones de los procedimientos penales debido al confinamiento. "Sobre todo ha sido mayor el porcentaje de juicios suspendidos por esa situación de la pandemia durante casi 3 meses que estuvimos confinados", ha dicho.

Por otro lado, ha recordado que siguen necesitando de manera "urgente" más personal en la Fiscalía, tanto fiscales como funcionarios. "Tenemos concedido desde hace un tiempo 6 fiscales sustitutos de refuerzo que vienen a cubrir una parte de los 15 que hacen falta para equipararnos a la media nacional", ha asegurado.

Además, ha puesto de manifiesto que también necesitan que se fije un terreno en Cartagena para que el Ministerio pueda decidir dar comienzo a las obras de la Ciudad de la Justicia y que en Lorca y en Molina de Segura comiencen las obras de construcción de los palacios de justicia.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Regional ha destacado que la Región de Murcia es "pionera" en perseguir delitos y faltas que se cometen con los patinetes.