Éxito abrumador de los defensores del bienestar animal ayer en Bruselas. El Parlamento Europeo apoyó por amplia mayoría una iniciativa popular impulsada por la organización Compassion In World Farming en la que se pide prohibir el uso de las jaulas en las explotaciones ganaderas de todos los países miembros en 2027. Los eurodiputados reclaman buscar alternativas a la cría en jaulas y para ello han elaborado ya un proyecto de ley para que la Comisión Europea modifique las normas vigentes en cuanto a la protección de animales en las explotaciones ganaderas.

En España, 86,6 millones de animales son criados en jaulas, es decir, el 89% de las especies ganaderas, mientras que solo el 11% están en libertad, según datos ofrecidos por la Iniciativa Ciudadana Europea ‘End the Cage Age’ que ha impulsado la medida dentro de las instituciones comunitarias.

Lo que la Eurocámara reclama ahora no es solo que los sectores ganaderos de la cunicultura (conejos) y avícola dejen de emplear jaulas, sino también el resto de producciones ganaderas. En la Región, prácticamente el 100% de las granjas de conejos emplean estos habitáculos. Respecto a las gallinas ponedoras, en torno al 85% de las granjas regionales emplean jaulas. En 2019 había registradas cerca de 1,3 millones de gallinas, de las que solo 43.000 eran camperas, según datos del último informe disponible de estadísticas agrarias de la Región de Murcia.

La Asociación Defensa Derechos Animal mostró ayer su satisfacción por el impulso que Europa ha dado a la búsqueda de sistemas alternativos en las explotaciones ganaderas ante «las pésimas condiciones en las que viven muchos de estos animales». Añaden que el cambio en las normas europeas ayudará a dotar de más valor a los productos ganaderos de los países europeos, que serán un referente en cuanto a estándares de calidad a nivel mundial.

Los eurodiputados también aprobaron llevar a cabo políticas que impidan el abandono de la producción a los pequeños y medianos ganaderos frente a la actividad de las grandes granjas que copan el mercado.

Costes de producción

Carlos Esparcia, responsable de ganadería de UPA Murcia, muestra una primera preocupación del sector ante las fuertes inversiones que acarrearán las nuevas exigencias de Europa. Las ganaderías avícolas o cunícolas ya habían pasado por diversas legislaciones europeas que obligaban a reestructurar las explotaciones. Aunque señala que las jaulas empleadas en las granjas de la Región cumplen los estándares de bienestar animal, no cree que el sector se oponga a este cambio siempre y cuando venga acompañado de ayudas a los ganaderos, algo en lo que insistió también ayer el Parlamento Europeo, que espera un cambio paulatino hasta 2027 ligado a un apoyo económico para el sector. Avisa también que cualquier cambio profundo que lleven a cabo las explotaciones, se traducirá en un incremento del precio de los productos en los supermercados al aumentar el coste de producción.

La UE señala a Murcia como una de las regiones con más ganadería porcina

En uno de los informes en los que se apoya la iniciativa aprobada por el Parlamento Europeo, Bruselas remarca que el sector porcino en España es «abrumadoramente intensivo y fuertemente concentrado. España tiene el mayor censo de cerdos de la UE y es hoy el segundo mayor productor de cerdos». Señala también que la industria porcina española está orientada a la exportación y es muy dependiente de los mercados mundiales, y entre las regiones con más alta densidad de producción de carne de cerdo y su cría, Europa señala a la Región de Murcia junto con Aragón y Cataluña.