"Resulta evidente que los medios humanos disponibles son claramente insuficientes, presentando además una gran inestabilidad que impide poder ejecutar este presupuesto, no disponiendo como se ha indicado de servicios ni de personal funcionario de carrera en número suficiente y adecuado para la gestión económica de esta dirección general". La directora general del Mar Menor, Miriam Pérez, ha protestado en una comunicación interna dirigida a la secretaría general de la Consejería de Agricultura, Agua, Ganadería y Medio Ambiente ante la falta de recursos humanos y de estructura organizativa para llevar a cabo las funciones que tiene encomendadas su departamento, que es ejecutar los proyectos dirigidos a la protección del Mar Menor donde la Comunidad tiene competencias.

Hasta en cuatro ocasiones en menos de un mes y medio, Miriam Pérez ha dirigido comunicados internos donde señalaba las deficiencias en su dirección general y en la última realizada, fechada el pasado 28 de mayo, la responsable incidía en que no ha tenido constancia de que se hayan realizado actuaciones al respecto para solucionar la falta de personal en su área. "No se dispone de personal funcionario suficiente y adecuado para el cumplimiento y ejecución de estas competencias que tiene atribuidas este órgano directivo", remarca en esta última ocasión, donde refleja el número de trabajadores que tiene a su cargo: "Un técnico responsable, con perfil técnico, y la secretaria de la dirección, existiendo además una funcionaria interina como auxiliar administrativa y un funcionario interino como ingeniero de caminos".

Thank you for watching

La dirección general del Mar Menor, creada en 2017 y cuyo primer encargado fue el ahora consejero Antonio Luengo, es la encargada de los estudios, planificación, ejecución y desarrollo de los proyectos y actuaciones en el Mar Menor relacionados con la protección y regeneración ambiental de su ecosistema, así como la coordinación con los distintos organismos y Direcciones Generales de la Comunidad Autónoma, y con otras Administraciones Publicas y entidades públicas o privadas con competencias concurrentes para el desarrollo de dichos proyectos y actuaciones, y el impulso del conocimiento científico y la investigación aplicada en relación con problemas ambientales de la laguna, estando adscritos a esta Dirección General del Mar Menor tanto el Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor como el Comité de Participación Social del Mar Menor.

Por otro lado, la dirección general de Pérez dispone de ocho funcionaros interinos, "con escasa experiencia en la administración regional", cuyo trabajo está condicionado por distintos programas adscritos a los fondos europeos FEDER, siendo este número de empleados "también muy insuficiente" y con funciones limitadas en sus programas. Pérez recuerda que el próximo septiembre cuatro de esos empleados interinos cesarán en su cargo y añade un comentario del Servicio de Régimen Interior donde aclaran que los nombramientos pendientes de funcionarios interinos están condicionados a la aprobación de los Presupuestos de 2021, que está todavía en tramitación en la Asamblea, y que hasta ahora han funcionado con la prórroga de los del pasado año, aunque ya no queda crédito inicial en las partidas.

Para este año, la dirección general del Mar Menor tiene presupuestado un poco más de 13 millones de euros, de los que 10,2 millones van destinados a inversiones reales en proyectos dependientes de este departamento de la Consejería de Medio Ambiente. "No se dispone de estructura organizativa", recuerda Pérez, ni disponen de "servicios ni secciones de gestión administrativa ni económica, teniendo asignados esta Dirección General un presupuesto anual en el año 2020 de más de 11.675.000 euros, donde se incluyen los proyectos y actuaciones aprobadas por consejo de gobierno para revertir la situación ambiental del Mar Menor, así como otras actuaciones y proyectos puestos en marcha por este organismo tendente a proteger y recuperar el Mar Menor y sus ecosistemas, así como la vigilancia y monitorización continua del ecosistema, y la adquisición del conocimiento científico necesario para abordar los problemas ambientales del Mar Menor". Con todo, la conclusión directa que la propia directora general señala en su comunicado, al que ha tenido acceso este periódico, es que no se pueden ejecutar dichos presupuestos ante la falta de personal y estructura organizativa.

Reclama la incorporación de 14 trabajadores

Para poder cumplir con los proyectos, Miriam Pérez reclama que, "en el menor tiempo posible", se dote a la dirección del Mar Menor de funcionarios que ocupen una plaza de técnico responsable o técnico consultor jurídico; tres plazas de técnicos responsables; una para la jefatura de negociado para gestión administrativa y económica; un licenciado en Economía para gestionar los fondos europeos que perciba este departamento; cuatro plazas de licenciado en ciencias ambientales; dos plazas para biólogos y otras dos para administrativo o auxiliar administrativo.

A parte, la dirección de Miriam Pérez ha solicitado a la Secretaria General que "se agilicen los trámites que sean pertinentes con la finalidad de que se dote a esta Dirección General de la estructura necesaria para el desarrollo de las funciones que tiene atribuidas, dotando a esta dirección de dos servicios, uno de ejecución de proyectos y actuaciones, y otro de Seguimiento Ambiental y adquisición del conocimiento científico, y así como de una Sección de gestión económica y administrativa", como ya se mencionó en otro comunicado anterior.

Quejas de los ecologistas y del Colegio de Biólogos y Ambientólogos

Raquel Jódar, presidenta del Colegio Profesional de Ambientólogos de la Región de Murcia, ya se ha reunido en varias ocasiones con la directora general del Mar Menor y con Víctor Martínez, secretario general de la Consejería, para reclamar más profesionales de esta área científica en la Consejería que dirige Antonio Luengo. En concreto, demandó un mayor número de plazas ofertadas para Titulados en Ciencias Ambientales en la Administración Pública Regional. "Es difícil de comprender que a las alturas del desarrollo en materia de medio ambiente en el que nos encontramos, apenas un cuarto de los municipios de la Región dispongan de un técnico de medio ambiente. Lo mismo ocurre a nivel regional, donde los Ambientólogos son sólo el 12,5% de los profesionales del sector ambiental de la CARM. Son 25 veces menos ambientólogos que ingenieros agrícolas-agrónomos, por ejemplo", señaló en una entrevista reciente en LA OPINIÓN, donde precisamente reclamó la incorporación de ambientólogos a los equipos de trabajo e investigación que hacen frente a la problemática del Mar Menor.

Para Ecologistas en Acción este comunicado no supone ninguna sorpresa, ya que venían denunciando desde hace años el "desmantelamiento" de las jefaturas de servicio dentro de la Consejería, en concreto en los departamentos con competencias ambientales, para ralentizar el trabajo en esta área que dispone de "poco personal". La falta de ejecución de los presupuestos asignados a las direcciones generales de Medio Ambiente, Medio Natural o Mar Menor también ha sido criticado tanto por esta organización ecologista como por partidos como PSOE y Podemos. Ecologistas se pregunta para qué ha servido crear una dirección general solo para el Mar Menor cuando no dispone de personal ni estructura organizativa suficiente.

La Consejería estabilizará el personal laboral de la dirección general

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, aclaró al respecto de la falta de personal en la dirección general del Mar Menor que actualmente "42 personas de la Comunidad trabajando de forma directa y permanente en la recuperación del Mar Menor, en cuya tarea se centran las direcciones generales del Mar Menor, Medio Natural, Agua, Medio Ambiente, Ordenación del Territorio, Movilidad y Litoral, Ganaderia, Pesca y Acuicultura, IMIDA o el ITREM. A ellas se suma de forma continua más personal en función de las actuaciones que se van desarrollando en cada momento, lo que nos permite atender todas las funciones que venimos impulsando".

Así, destacó que "estamos haciendo cumplir la Ley de Recuperación y Protección del Mar Menor, el Plan de Gestión Integral, realizando tareas de monitorización y retirada de biomasa, la vigilancia ambiental o el Banco de Especies, entre otras", para lo cual "se emplea el personal necesario en cada una de ellas".

Por último aclaró que "estamos trabajando en la estabilización del personal laboral, ya que se trata de una dirección general joven que cuenta con interinos que desarrollan su actividad ligada a proyectos o programas de los que estamos ejecutando, lo cual es bien diferente a que se haya desatendido la responsabilidad del Gobierno regional, que es rotundamente falso".

"Ojalá el Gobierno de España contribuyera con medios técnicos y personales a una recuperación que nos compete a todos, cumpliendo su deber y facilitando así la labor a la administración regional o los Ayuntamientos", concluyó.