La tensión se desplomó en cuestión de segundos en un corrillo de profesores de segundo de bachillerato en la plaza de La Merced de Murcia ayer por la mañana: Los reinos cristianos no han entrado en el examen de Historia de España, sus alumnos habían logrado esquivar una bala importante. Por otro lado, la historia de la EBAU se volvió a repetir ayer como el año pasado, es decir, mascarillas, distancia, ventilación natural, un examen más flexible y los atascos en el nudo de Espinardo de toda la vida.

La Región de Murcia fue ayer la primera comunidad de España en arrancar con las pruebas de acceso a la universidad, la EBAU, con 7.263 alumnos apuntados a la fase general, que se inició a las 9.30 horas de la mañana bajo una lluvia que iba y venía y amenazaba con romper el espacio entre los congregados a las puertas de las sedes para resguardarse bajo techo.

La generación del confinamiento terminó primero de Bachillerato con clases online en pleno comienzo de la pandemia y este curso escolar ha asistido a clase un 50% de los días hasta que regresaron a la presencialidad total en marzo. No ha sido un curso fácil, reconocían ayer ellos mismos, e incluso sus profesores señalaban que preocupaban dos aspectos: la competencia que este año se mantiene, aunque se han presentado 800 alumnos menos que el anterior y eso puede rebajar las altas notas de corte de la pasada convocatoria, y la relajación en los estudios de una promoción que llega a la EBAU con la idea de que es más fácil tras flexibilizarla por la pandemia.

«(Véase la Ley Celaá y su obsesión por eliminar obstáculos y el consecuente abaratamiento de aprobados y títulos)». El comentario de texto de Lengua Castellana y Literatura contó con un artículo publicado en El Mundo sobre la equidad y excelencia en la educación, un texto que se muestra crítico con la nueva ley de Educación Lomloe o ley Celaá. La otra opción fue otro artículo de opinión publicado en El País sobre la importancia de las políticas en igualdad de género. De temas de desarrollo, las tres opciones contemplaron el modernismo, la generación del 27 y la novela española en el siglo XX.

En Historia de España, Al-Ándalus y su evolución política y la política exterior de los Austrias mayores cayeron para la primera parte con cuatro de los diez puntos totales del examen. En la segunda parte, los alumnos debieron escoger una cuestión entre cuatro, y estas eran el desarrollo de dos temas que hacían referencia a la Constitución de las Cortes de Cádiz de 1812 o la Transición a la democracia en España; las otras dos opciones eran dos comentarios de texto que recogían varios artículos tanto de la conocida como ‘La Pepa’ o la Constitución actual de 1978.

La pandemia y el coronavirus estuvieron presentes en el examen de Inglés, donde los estudiantes debían escribir un comentario personal sobre la solicitud de un pasaporte sanitario de vacunación a turistas extranjeros para entrar en España. Continuando con la pandemia, la vicerrectora de Estudios de la UMU, Sonia Madrid, recordó ayer que el próximo 15, 16 y 17 de junio los alumnos que estén afectados esta semana por la covid-19 o sean contactos estrechos tendrán una convocatoria especial.

En líneas generales, los protocolos funcionaron ayer tanto en Murcia, Cartagena, como en el resto de sedes en los seis municipios restantes donde se celebraron las pruebas. Los exámenes transcurrieron con normalidad en las 15 sedes y para lograr esta situación, la EBAU contó con la participación de 476 profesores, además de con setenta miembros del personal de administración y servicios y 80 personas voluntarias que ayudaron en las diferentes sedes con la organización y el cumplimiento de las medidas de seguridad.

Selectividad 2021 en Cartagena Iván Urquízar / Eva Moya

En el distrito de Cartagena, 1.685 alumnos se han presentado a la fase general, 124 estudiantes menos que en 2020. Sin embargo, se ha incrementado en un 1,2% el número de estudiantes que han elegido la opción de Dibujo Técnico. «Este dato es un posible indicador del aumento de vocaciones científico-técnicas», señala el coordinador de EBAU en la UPCT, Francisco Javier Cánovas.

En Lorca, 350 alumnos realizaron las pruebas de acceso a la universidad en los institutos José Ibáñez Martín y Francisco Ros Ginerde secundaria, mientras que en dependencias de la Universidad de Lorca se enfrentaron a los exámenes 370.

En Caravaca, cerca de 350 alumnos de distintos institutos de la ciudad, la pedanía de Archivel, Cehegín, Bullas y Moratalla realizaron la EBAU en el IES Ginés Pérez Chirinos.