Es, según reconoce ella misma, la más «estrambótica» de los tres. Mabel Campuzano, Francisco Carrera y Juan José Liarte son tres votos indispensables para la nueva mayoría del Gobierno regional después de la moción de censura, pero solo ella ha entrado en el Palacio de San Esteban con un objetivo primordial:sacar el pin parental. Y ya sabe en qué va a consistir. 

¿Cómo ha sido su aterrizaje en la Consejería? 

Catárquico. En la Asamblea lo pasamos bastante mal con los líos que tuvimos con el partido, pero ya estábamos tranquilos y empezábamos a funcionar como grupo parlamentario. Vivíamos una época bastante buena, pero saltó la moción de censura y se nos presentó esta oportunidad. No podíamos dejarla pasar. 

¿Por qué le eligieron a usted de entre los tres?

Teníamos claro que sería yo porque Liarte es el mejor parlamentario de la Asamblea y Paco es el secretario de la mesa. Los papeles estaban repartidos.

¿Y por qué Educación?

Cuando surge la moción de censura teníamos claro que apoyaríamos a López Miras. No podíamos permitir que Pedro Sánchez decidiera los designios de Murcia. Lo que pasa es que luego vimos que entraban como consejeros expulsados de Cs cuando nosotros teníamos tres votos. Además, el PP ni siquiera fue capaz de cumplir con los acuerdos que firmaron con nosotros en los presupuestos de 2020, principalmente con el pin parental, que era nuestra bandera. Evidentemente, exigimos la Consejería de Educación. 

Mabel Campuzano adelanta a LA OPINIÓN cómo va a ser el pin parental Eva Moya

¿Saben ya en qué va a consistir el pin parental?

No se trata más que de un servicio de transparencia por parte de la administración educativa y de un ejercicio de responsabilidad de los padres para que se preocupen por la educación de sus hijos. 

¿Y cómo se traduce eso?

No sabemos cómo se definirá finalmente hasta que no lleguen los reales decretos de la LOMLOE, pero sí que vamos a introducir en las instrucciones de principio de curso unas directrices para que los padres sepan diez días antes de cualquier actividad todos los detalles: en qué consiste, qué materiales se utilizan, qué objetivos pretende, quién la imparte, qué cualificación tiene para ello… Simplemente pedimos información.  

No hay manera de que los padres puedan vetar una charla, por ejemplo, a través de esta medida. 

Nunca hubo veto, ese adjetivo tergiversa lo que es el pin parental. Si dan una charla sobre tauromaquia y el padre no lo ve pertinente, decidirá él y según su criterio. Será a nivel informativo, que ya nos parece importante y persuasivo. 

Delegan en los padres.

Exactamente, cada padre decide qué va a hacer su hijo.

¿Es una manera de la Consejería de lavarse las manos?

Es que no queremos entrar en conflicto legal con el Ministerio, después tendremos la oportunidad de plasmarlo legalmente una vez que lleguen los decretos. 

"Creo que la Ley Celaá va a ser la guinda para cargarse la enseñanza"

El PSOE afirma que es ilegal el decreto de admisión escolar porque no les dan la importancia que exige la LOMLOE al criterio de proximidad, entre otros.

El decreto de admisión fue elaborado por los servicios jurídicos y se ha movido en los márgenes de la LOMLOE, pero hay una parte subjetiva en la que cada Comunidad se organiza de una forma u otra. El problema que tienen es que no coincidimos con el criterio del Partidos Socialista de la Región, pero eso no significa que sea ilegal. 

¿No choca el distrito único con la LOMLOE?

Es que la LOMLOE no especifica de qué manera organizar la zonificación. Nuestro decreto, que es aún un borrador, entra en todos los parámetros legales de la ley.

¿Le preocupa el curso 21-22 con una vuelta prácticamente normal a las aulas?

Planteamos un escenario de plena presencialidad en donde la incidencia y la situación epidemiológica sea cada día mejor y con casi todo el profesorado vacunado. No creemos que vaya a haber problemas después de comprobar que, con la vuelta a la presencialidad, no ha habido mayor incidencia, sino al contrario. Hay que agradecer a toda la comunidad docente que lo haya hecho todo estupendamente.

Tuvo muchas críticas por parte de esa comunidad docente cuando fue nombrada consejera. ¿Siente ese rechazo?

Las críticas han venido sobre todo de sindicatos, pero yo los he recibido a todos menos a CC OO, que anuló su cita. UGT me pidió la dimisión con mucho cariño y les dije que me había costado mucho llegar hasta aquí. La comunidad docente me ha recibido muy bien allá donde he ido. La gente, cuando me conoce, dice:«Vaya, si es normal».

"¿No hay otra cosa por la que preocuparse en la educación que pedir que toquen el himno? Es alucinante"

¿Concertada o pública?

No tengo preferencias. Deben existir la concertada, la pública y la privada.

Critican que aumente las partidas para la concertada.

Seguimos con la misma línea de conciertos. No hemos cambiado de criterio. 

¿Le gusta la moción de Vox para poner banderas, fotos del rey y el himno en las escuelas?

¿No hay otra cosa por la que preocuparse en la educación que pedir que toquen el himno? Me parece alucinante.

¿Y a usted qué cosas le preocupan en la enseñanza?

La calidad. Creo que la Ley Celaá va a ser la guinda para cargarse la enseñanza. No hay que aprobar ninguna para pasar de curso, se pueden presentar los alumnos a la EBAU con dos o tres suspensas... ¿Qué mensaje se manda a los alumnos cuando no tienen que hacer nada para aprobar? Están desmontando la educación.  

Mabel Campuzano niega que el decreto de admisión de alumnos sea "ilegal", como denuncia el PSOE Juan Carlos Caval

¿Y por qué cree que lo hacen?

No sé si es porque así, a corto plazo, acaban con las cifras de abandono escolar, o si es algo más malvado, relacionado con generar una sociedad inculta y aborregada, fácil de manejar. 

¿No cree que falta más inversión en la escuela pública? 

Hace falta más inversión en toda la escuela. Esto es infinito. También me he dado cuenta de una cosa de la que no era consciente cuando estaba en la Asamblea: el esfuerzo que se hace para mantener todo lo que se ofrece. Es injusto decir que no se cuida la educación en Murcia.  

El PSOE critica que se reduce el presupuesto de Protección del Patrimonio un 20%.

No es cierto, lo que pasa es que ha terminado la ejecución de fondos BEI, que vienen de Europa, para la restauración de patrimonio de Lorca tras los terremotos. Esos fondos ya no aparecen en los presupuestos.

Se la ha relacionado con el movimiento antivacunas. ¿Qué hay de verdad en eso?

Nada. Solo que tenía mis dudas con respecto a la del covid.

López Miras dijo el otro día en televisión que va a intentar convencer a todos sus consejeros para que se vacunen. ¿Ha hablado ya con usted?

No. Pero sé que están todos deseando vacunarse, sobre todo, para poder viajar. 

"Me molesta que me llamen homófoba porque es mentira, no estoy en contra del colectivo LGTBI"

Se le ha tachado de homófoba. ¿Tampoco lo es?

No estoy en contra del colectivo LGTBI, pero mantengo, no sé si el partido al que pertenecía también, que no debería considerarse matrimonio al matrimonio homosexual porque se trata de una institución anterior a Jesucristo, entre un hombre y una mujer. Lo otro, que se llame de otra manera. A mí me molesta que me llamen homófoba porque me molesta la mentira. Yo defiendo lo que creo.

¿Por qué duraron tan poco en Vox? 

Pronto nos dimos cuenta de que no podíamos trabajar con esos formas y con un personaje tan siniestro como Gestoso, al que colocaron como responsable de grupo. No somos tan macarras. Decidimos romper y fue muy duro. No quisieron ni recibirnos en Madrid para saber qué estaba pasando en Murcia. Ganamos las elecciones y nos cortaron la cabeza. Hemos sufrido acoso por parte del partido y de algunos medios.

¿Y por qué siguen luchando judicialmente para que les vuelvan a readmitir? 

Porque nos echaron de forma injusta y queremos demostrarlo. Reivindicamos nuestro honor. 

¿Le parece que la situación actual en la Asamblea y en el Gobierno es normal? 

A la vista de cómo funcionan los aparatos de los partidos, esta es la situación más perfecta posible. Ahora la Asamblea es más democrática que nunca porque el poder está sostenido por las personas más libres que ha habido nunca en la cámara autonómica. 

"Sufrí por mi familia, pero yo aguanto lo que me echen"

¿Cómo acabó una madrileña en la Región?

Mi padre era murciano y mi madre, cartagenera. Él tenía un laboratorio de nutrición animal en Madrid. Siempre quisieron vivir en el campo y nos vinimos a una finca en Los Pérez de Tallante cuando tenía 15 años. No teníamos ni luz ni agua. Éramos como la familia de la serie ‘Granjero último modelo’, que ponían entonces. Queríamos vivir como lo hacía la gente del campo. Plantábamos garbanzos y lentejas y los trillábamos con el 600. Fue una muy buena experiencia.

¿Qué le dijeron en su familia cuando se enteraron de que iba a ser consejera de Educación?

Que estaba como una cabra, y aún lo dicen. 

¿Cómo ve su futuro después de 2023?

Pues me iré a mi casa a leer y tomar el sol. Estos dos años son una oportunidad del destino en los que voy a intentar poner mi granito de arena para paliar el desastre que va a suponer la LOMLOE. 

Está sometida a muchas críticas y presión, ¿cómo lo lleva?

Lo he llevado bien porque estoy acostumbrada desde que me metí en Vox. Nos han tirado de todo en las sedes, nos han dicho de todo... Lo pasé mal por mi familia porque ellos sí que sufrían por mí, per yo aguanto lo que me echen. Si estoy convencida de lo que tengo que hacer, me da igual lo que me digan.