El Partido Popular sería la fuerza más votada en la Región de Murcia si se celebrasen elecciones este mes de mayo, aunque todavía necesitarían de Vox para poder gobernar. Así se desprende de la última encuesta electoral del Observatorio Español de Estudios Demoscópicos (OBEDE) de la UCAM, hecha pública ayer, y que otorga al PP 20 escaños, cuatro más que en esta legislatura, obteniendo el apoyo de casi el 40% del electorado (7,2% más que en el 26M).

Valoración de líderes

El PSOE, que ganó las últimas elecciones autonómicas, pierde fuelle y se le van 5,5 puntos, volviendo a la segunda posición con solo 13 escaños, cuatro menos que ahora.

Vox duplicaría representación en la Asamblea Regional, pasando de 4 a 8 parlamentarios. Crece casi un 6% respecto a las elecciones de 2019, superando el 15% de los votos y convirtiéndose en la tercera fuerza de la Región.

Unidas Podemos, por su parte, mantendría sus dos escaños, aunque pierde un punto respecto a las últimas elecciones autonómicas. Y Más Región entraría por primera vez en la cámara autonómica con su primer diputado y tras haber capitalizado un 3,1% de los votos (el límite para entrar está en el 3%).

Ciudadanos es el partido más castigado del barómetro. Se desploma y ya no serviría a los populares para alcanzar la mayoría absoluta tras conseguir mantener a un único diputado, yendo directamente al Grupo Mixto y perdiendo su actual grupo parlamentario. Los liberales pierden al 72% de sus electores, lo que supone 8,6% menos sobre el total obtenido en 2019.

Con estos resultados, la derecha sumaría un total de 28 parlamentarios en un Hemiciclo de 45. La izquierda, dividida en tres partidos, solo alcanzaría los 16 escaños. Ciudadanos, con solo un representante, quedaría inservible para formar Gobierno a un lado y a otro.

Finalmente, se registra un crecimiento de la abstención que alcanza el 40,84%, es decir 3,17 puntos más respecto a las autonómicas de 2019. Esta se manifiesta de manera especialmente acusada entre los jóvenes de 18 a 30 años, ya que el 48,6% responde no tener intención de votar. Es superior al 40% en los grupos de 31 a 44 años, y de 45 a 64 años.

El efecto Ayuso

El trabajo de campo de este estudio fue realizado entre los días 10 a 17 de mayo de 2021, una semana después de las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid en las que la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, arrasó rozando la mayoría absoluta. Para el PP el 4M ha sido un punto de inflexión de cara a las próximas elecciones de 2023, tanto generales como autonómicas, en las que no esconden que esperan recuperarse de los malos resultados que obtuvieron en los últimos comicios. Por otra parte, el 4M ha supuesto para la formación de Íñigo Errejón un empujón que le permite dar el salto al resto de España, y que puede explicar la irrupción del partido de Urralburu en la Región.

Asimismo, esta encuesta desvela que los partidos más castigados por los votantes murcianos serían aquellos que presentaron una moción de censura contra Fernando López Miras el pasado mes de marzo, ya que pierden más de 14 puntos entre los dos.

Adelanto electoral

OBEDE ha preguntado a los encuestados sobre la posibilidad de un adelanto electoral en la Región de Murcia. El 46,4% de los encuestados muestran su rechazo, frente al 41,6% que lo estima deseable, siendo la población de entre 18 a 44 años la más proclive a unas nuevas elecciones. Si atendemos al origen de los votantes, sólo consideran mayoritariamente la necesidad de un adelanto los del PSOE y Podemos, que lo apoyan con un 65,5% y 92% respectivamente.

Mientras, los votantes de PP, Vox y Cs se muestran mayoritariamente contrarios a un adelanto de las elecciones autonómicas, en concreto, el 70,9% de los votantes populares, el 68,3% de los de Vox y el 58,8% de los electores naranjas.

El 50% de los votos de Ciudadanos se marcha con el Partido Popular 

El 50,4% de los votantes que se decantaron por Cs en 2019 optaría esta vez por confiar en el Partido Popular. La estrategia del PP de apostar por la reunificación del centroderecha desde la moción de censura funcionaría, según este barómetro, ya que recogerían también al 9% de los votantes del PSOE y el 12% de los que optaron por Vox. Asimismo, un 20,9% de las personas que confiaron en Cs el 26M ahora migrarían a Vox, que fideliza al 84,8% de sus antiguos electores y capta un 11,1% de voto del PP. Por su parte, el PSOE mantendría al 75% de su electorado, sufriendo una pérdida del 4,3% hacia Más País, así como la desmovilización del 10% sus votantes. Podemos retiene al 64,7% de sus votantes, pero un 24,3% de los que lo votaron se marcharía en una hipotéticas elecciones a Más País.

Caras mucho más conocidas tras la moción de censura

La moción de censura en la Asamblea Regional y el terremoto político que provocó en todo el país ha provocado un aumento considerable de la popularidad de los candidatos regionales. El más conocido es Fernando López Miras, con un 95,5%, seguido de Diego Conesa, (90,9% y sube un 23,2% desde el anterior barómetro). Ana Martínez Vidal crece hasta el 76,5% (un 32,5% más). Sin embargo, solo aprueba López Miras. Entre los candidatos nacionales, también aprueba únicamente el popular, Pablo Casado.