La Consejería de Salud ya está ultimando la vacunación del próximo grupo de edad tras haber arrancado con éxito la inmunización de la población de 50 a 59 años. El siguiente turno será el de aquellos ciudadanos que tengan entre 40 y 49 años, quienes podrían empezar a recibir las dosis del fármaco contra el coronavirus a final del mes de mayo o principios de junio, tal y como adelantó ayer el presidente de la Región, Fernando López Miras, en una entrevista en la SER.

De esta forma, Murcia se sumaría al grupo de las comunidades que ya han anunciado la vacunación para la franja de 40 a 49 años para principios de junio y entre las que se encuentran Andalucía, Asturias, Baleares, Castilla y León, Extremadura, Comunidad Valenciana, Madrid y Cataluña. Un calendario que va avanzando a medida que se confirma la entrega de nuevas remesas de vacunas a España y su reparto a las autonomías.

En el caso de la Región, serán 223.000 las personas de 40 a 49 años que serán citadas para comenzar a vacunarse a final de mayo o principios de junio, según los datos que maneja la Consejería de Salud. A esta población está previsto que se le administre la vacuna de Moderna y la de Pfizer, aunque no se descarta usar también viales de Janssen.

Pero aún está en el aire qué ocurrirá con las personas que han recibido la vacuna de Astrazeneca y que están pendientes de la segunda dosis, unas 40.000 en la Región de Murcia, una duda que espera resolverse esta próxima semana en la reunión de los miércoles del Consejo Interterritorial, en la que el Ministerio y las comunidades deben tomar una decisión tras haberse retrasado la fecha prevista para su inoculación.

Vacunaciones masivas

Para este fin de semana siguen los llamamientos y citaciones y está previsto vacunar a miles de personas en varios puntos de la Región. Mientras que ayer viernes no hubo actividad en el Estadio Enrique Roca de la capital de la Región, para hoy sábado y mañana domingo hay citadas unas 8.000 personas en este punto de Murcia.

A estos se sumarán también los que hay previstos en el Área III de salud (Lorca), donde para hoy sábado se ha organizado una vacunación masiva de 3.200 pacientes nacidos desde 1 de enero de 1962 al 31 de diciembre de 1966 (de 55 a 59 años). Esta vacunación se llevará a cabo en el Complejo Deportivo Felipe VI.

Según indican los responsables sanitarios, el número de vacunas que se van a administrar este sábado supone, aproximadamente, la mitad de la población de este rango de edad. El resto de pacientes de este grupo serán vacunados el viernes 21 de mayo.

Oxford

La propuesta de mezclar vacunas de distintas laboratorios no termina de estar clara. La investigación, del estudio ‘Com-COV’ que compara los esquemas de dosificación mixtos de las vacunas de Pfizer / Oxford-AstraZeneca, muestra un aumento de la frecuencia de los síntomas leves-moderados en los que reciben cualquiera de los esquemas de dosificación mixtos. Las reacciones adversas fueron de corta duración, sin otros problemas de seguridad, añaden.

Todavía no se conoce el impacto de los esquemas mixtos en la inmunogenicidad, y los datos se obtendrán a partir de este estudio. Los investigadores del estudio Com-COV, dirigido por la Universidad de Oxford y puesto en marcha a principios de este año para investigar la alternancia de dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca y la de Pfizer, han presentado este miércoles datos preliminares que revelan una mayor frecuencia de reacciones leves o moderadas en los esquemas mixtos en comparación con los esquemas estándar.

En una carta de investigación revisada por expertos y publicada en la revista ‘Lancet’, informan de que, cuando se administran con un intervalo de cuatro semanas, ambos esquemas «mixtos» (Pfizer-BioNTech seguido de Oxford-AstraZeneca, y Oxford-AstraZeneca seguido de Pfizer-BioNTech) indujeron reacciones más frecuentes tras la segunda dosis «de refuerzo» que los esquemas estándar «no mixtos». Añaden que las reacciones adversas fueron de corta duración y que no hubo otros problemas de seguridad.

Matthew Snape, catedrático asociado de pediatría y vacunación de la Universidad de Oxford, e investigador principal del ensayo, afirma que aunque se trata de una parte secundaria de la investigación, el estudio no se ha realizado de forma sistemática. «Aunque esta es una parte secundaria de lo que intentamos explorar a través de estos estudios, es importante que informemos a la gente sobre estos datos, especialmente porque estos esquemas de dosis mixtas se están considerando en varios países --explica--. Los resultados de este estudio sugieren que los esquemas de dosis mixtas podrían dar lugar a un aumento de las ausencias laborales al día siguiente de la inmunización, y esto es importante tenerlo en cuenta a la hora de planificar la inmunización de los trabajadores sanitarios».