La Ciudad de la Justicia de Murcia ha acogido este viernes el homenaje póstumo que compañeros, amigos y familiares de la magistrada María Poza han querido rendirle después de un año de su muerte. El presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia, Miguel Pasqual del Riquelme, el vocal del Consejo General del Poder Judicial, Juan Martínez Moya, el fiscal Superior, José Luís Díaz Manzanera, el secretario de Gobierno, Javier Luis Parra García, y el decano de los magistrados de Murcia, Lorenzo Hernando Bautista, han ejercido de anfitriones en una sentida ceremonia en la que el protocolo cedió al recuerdo y al cariño.

María, emblemática melodía de la banda sonora de West Side Story y el clásico de la literatura española del siglo de Oro, Francisco Quevedo, con su Amor más allá de la muerte, pusieron música y poesía a la instalación de la escultura Contraviento. Con ellas, familiares y amigos pudieron rendir homenaje a una gran jurista, amante de los musicales, la aventura y los viajes.

Al acto asistieron los padres y hermanos de la magistrada, que agradecieron este tributo.