La Comisión de Desembalse de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha propuesto este viernes mantener hasta el 30 de septiembre, final del año hidrológico y el cuatrimestre con mayor demanda del regadío, un desembalse de 200 hectómetros cúbicos.

En un comunicado, el organismo de cuenca ha señalado que la propuesta realizada a los miembros de la comisión, en la que están los regantes, ha sido de 347 hectómetros cúbicos para todo el año hidrológico, lo que implicará finalizar el año, en el caso de peor supuesto de aportaciones, con unas existencias en embalses de 174,60 hm3 y, en el supuesto de las previsiones óptimas de aportaciones, con 231,20 hm3.

El periodo entre el 1 de octubre de 2020 y el 1 de mayo 2021 ha sido el quinto más lluvioso de los últimos diez años, con una precipitación media en dicho periodo de 229 l/m2.

Mientras, las aportaciones acumuladas en el mismo periodo han sido 297,91 hm3, lo que supone un descenso de 23,02 hm3 respecto al año anterior.

Los consumos acumulados para ese período han sido 147,72 hm3, lo que representa un incremento de 36,25 hm3 respecto al año anterior, cumpliéndose el consumo fijado para este período en la anterior comisión, puesto que ha habido un desvío en la curva de 0,28 hm3.

Las existencias de recursos propios de la cuenca a 30 de abril fueron de 330 hectómetros cúbicos, según los datos facilitados por la CHS.

La comisión debe deliberar y formular propuestas al presidente del organismo, Mario Urrea, sobre el régimen adecuado de llenado y vaciado de los embalses y acuíferos de la cuenca, atendiendo los derechos concesionales de los distintos usuarios.

Los responsables de la CHS han apelado una vez más a llevar a cabo un consumo responsable por parte de los usuarios para garantizar las demandas en el próximo año.